Descubrir las huellas femeninas en nuestros lugares practicando el geocaching.

A partir de la experiencia y la propuesta de nuestra colaboradora Pilar Escamilla Fresco, conoceremos una Astorga en Femenino que ella misma ha creado y nos acercaremos a otros recorridos ya existentes

Por Mercedes G. Rojo

Sección: Miscelánea en rojo

Sábado, 17 de septiembre. 2022

En el mundo de la visibilización femenina aún queda mucho trabajo por hacer. Por ejemplo, seguro que nuestras localidades esconden trocitos de historia (unas veces más cotidiana que otra) de mujeres que pasaron por sus calles dejando su impronta de alguna manera. Algunas veces dicha huella se ve reflejada en algunos monumentos, en el nombre de calles, parques o rincones,… ¡pero otras…!

Pues bien, nuestra compañera Pilar Escamilla Fresco, ya sabéis ferviente colaboradora de nuestro MasticadoresFEM en el  que comparte entrada cada dos semanas con nosotros/as, alternando temática, ha querido aprovechar una de sus actividades favoritas el geocaching para, al tiempo que satisface su curiosidad sobre los lugares que visita, incitar a otros posibles aficionados a esta modalidad turística a conocer alguno de esos destinos, en esta ocasión en clave femenina. En concreto, la localidad de Astorga.

Como es lógico, siendo de allí, me ha encantado la idea que puso en marcha el pasado mes de agosto, aprovechando una de sus periódicas visitas a la zona. No es su primera propuesta en el geocaching, pues ya tiene algunos cachés publicados en Rivas, localidad en la que vive y trabaja, aunque sí es su primera propuesta en clave femenina, así que se me ha ocurrido entrevistarla al respecto para que conozcáis de primera mano en qué consiste esta nueva experiencia. Por si queréis aprovechar a hacer una visita diferente si pasáis por el lugar, uno de los hitos más importantes del Camino de Santiago, donde se unen –al Camino Francés, que es el más conocido de todos ellos-, los caminos  que vienen desde otras direcciones, siempre con Santiago de Compostela como destino final. Y ¡quién sabe!, si también sentís afición por el geochaching, en cualquiera de sus modalidades, tal vez os animéis a realizar propuestas similares (“en femenino”, digo) para vuestras propias localidades o para aquellas que consideréis merecen la pena ser conocidas desde tal punto de vista.

Como dice la propia Pilar, “arenita a arenita conseguiremos hacer playa”, así que aquí va su entrevista y que cunda el ejemplo.

A PROPÓSITO DE… ENTREVISTA A PILAR ESCAMILLA FRESCO

Pilar, me ha encantado esta propuesta que has puesto en marcha pero deberíamos comenzar por el principio. Para quienes como yo no tienen  muy claro a qué nos estamos refiriendo ¿Qué es exactamente eso del geocaching y cómo se practica?

En algunos sitios dicen que el geocaching es una nueva modalidad de encontrar tesoros. Yo creo que esto puede llevar a error. En realidad es un juego que mezcla visitar sitios con buscar cosas. Los jugadores escondemos “cachés” que, la mayoría de las veces, son cajitas tipo estanco (cajitas metálicas de chicles o de plástico de medicamentos, en esto somos muy recicladores) que dentro esconden un papelito (logbook) que hay que firmar. Gracias a la ayuda del GPS, cuando vas a los sitios puedes ver qué hay escondido, buscarlo y, si lo encuentras, firmarlo. Luego te apuntas las firmas también en la página web o en la app y vas ganando puntos conforme encuentras más. Si consideras que una cajita con un papelito dentro, escondida en cualquier sitio, es un tesoro (yo sí lo considero) esto es el geocaching. Pero que no espere la gente encontrar regalos o cosas muy valiosas porque eso no es el objetivo del juego. A mí me ayuda mucho a moverme, a caminar más (si veo que hay un caché a, por ejemplo, quinientos metros, pues ya tengo el camino de ida y el de vuelta, jajaja), y a conocer sitios nuevos, ya que cuando vas a cualquier ciudad estos “tesoros” a veces te llevan a partes menos conocidas pero muy interesantes que, de otra forma, igual no visitarías.

He creído entender que hay varias modalidades ¿nos puedes hablar de ellas y de lo que cada una aporta?

Como he dicho, en el geocaching lo que se buscan son cachés. En un resumen muy breve hay varios tipos de ellos:

Acreditándose ante un virtual
  • tradicionales: las cajitas con papelito que he dicho antes. Algunas veces, si el lugar lo permite, son contenedores más grandes que permiten el intercambio de pequeños juguetes, pero esto no es lo más habitual en zonas urbanas porque el terreno de la ciudad no permite esconder cajas muy grandes.
  • earthcachés: suman a este juego la geología. Suelen hacer preguntas sobre rocas y otros materiales que puedes responder sobre el terreno, cumplir unos requisitos (que suelen ser publicar una foto que demuestre que has estado allí). En estos no hay caché físico que encontrar, pero sí sitios muy interesantes que descubrir.
  • virtuales: te llevan a sitios imprescindibles, más o menos conocidos. Como el earthcaché, normalmente hay que responder a alguna pregunta y publicar una foto que demuestre que has estado allí. Tampoco hay caché físico, pero te pueden llegar a enseñar los sitios menos conocidos y más curiosos.
  • mistery: son un caché tradicional en el que las coordenadas finales están «escondidas» bajo un juego de ingenio en el que tienes que averiguar cosas dispares escondidas en la descripción del caché
  • adventure lab: estos también son virtuales, son como las gymkanas, pero dándole una vuelta. Suelen tener una media de cinco paradas, que pueden ser o no secuenciales. Te proponen rutas y te ayudan a visitar y a conocer los sitios que visitas. Cuando llegas a cada una de las paradas propuestas, se te activa una pregunta que tienes que resolver con los elementos que encuentras en el terreno. Algunos labs, al final, tienen un bonus o caché extra que sí es físico y que sólo cuando has realizado el lab completo puedes ir a buscar y firmar.

¿Qué tipo de público participa principalmente en este tipo de actividades?

Pues te sorprendería, ya que es todo tipo de público. Hay gente de todas las nacionalidades ya que es un juego que está en todo el mundo, y de todas las edades. Hay gente joven, público adulto de todas las edades, familias, etc. Es decir, no podría decirte qué tipo de público porque cualquiera encaja entre los jugadores que practicamos el geocaching.

¿Cómo llegas tú a proponer o idear  la realización de una  ruta dentro de este marco de actividad?  ¿Por qué en Astorga y por qué en femenino?

Las adventure labs que antes he comentado no las puede publicar cualquier jugador. Normalmente son los administradores de la web a nivel internacional (que están en Estados Unidos, creo) los que, conforme vas jugando y obteniendo puntos te van dando acceso a más características. Yo solicité la creación de una adventure lab (como muchísima más gente) sabiendo que era poco probable que me la adjudicaran. Pero lo hicieron. Y me vi con la posibilidad de crear esta aventura tipo gymkana. Y claro, había que aprovecharla bien. Yo normalmente resido cerca de Madrid. Pero esta zona está sembradita de adventure labs. Astorga es mi ciudad familiar, adonde acudo en verano, donde tengo mis raíces. Otro equipo de jugadores ya había creado una adventure lab en Astorga este año, pero vi que había “hueco” para una más. Y quise darle el empujón feminista porque me pareció una opción no sólo muy interesante sino vital. Hay que ir visibilizando las protagonistas que la historia ha ido ocultando para retornarlas al lugar que les corresponde y re-escribir la historia en todos los géneros, sin ocultar ninguno.

¿Te ha costado encontrar puntos de referencia en la ciudad o, al contrario, has tenido que dejar otras fuera?

Me ha costado, sí. Y mira que estoy metida de lleno en estos temas. He pedido ayuda a una de las personas que más saben de esto: Mercedes G. Rojo (igual la conoces, jajaja). He dejado fuera algunos, que igual en un futuro retomo para algo más, pero sí me ha costado. En este adventure lab de Astorga en femenino he querido recoger estas cinco historias:

  • Castorina, la escultora
  • Colasa
  • La esclava Lyda
  • Manolita López
  • La Esfinge Maragata

Pero no quería dejar fuera la historia tan fascinante y terrible de la celda de las emparedadas. Me pareció que esta historia merecía un lugar propio, así que para ella creé un virtual. Por eso tengo en Astorga el virtual de la celda de las emparedadas y el adventure lab de Astorga en femenino.

De todos los puntos escogidos ¿cuál es el que más te ha sorprendido?

Yo tengo mi favorito fuera del adventure lab en la celda de las emparedadas, por eso le he dedicado un caché sólo a ella. Pero dentro del lab me ha sorprendido, y mucho, la casa donde residió Concha Espina, con la placa que aún se puede ver en su fachada y el completo estado de abandono que tiene la misma. Siendo como es de un personaje tan relevante y tan importante. Creo que habría que darle una vuelta y hacer allí algo digno de visitar, una casa museo con el tema de la mujer dentro de la Maragatería, teniendo en cuenta toda la polémica que causó la publicación de su novela La esfinge maragata, más en tiempos recientes que en su momento, en el que resultó todo un éxito de edición, no solo en España, sino en el mundo entero.

Estas dos propuestas tuyas, llevan apenas unas semanas en funcionamiento: ¿podrías hablarnos ya de una respuesta frente a las mismas? ¿Cómo están funcionando?

El caché virtual de la Celda de las emparedadas lo publiqué el día 3 de agosto. Actualmente tiene ya 24 visitas y casi todas destacan el desconocimiento, la dureza y lo interesante de la historia. Además le han puesto ya cuatro favoritos, eso es que las personas que lo han visitado han considerado destacar la visita entre otras.

El adventure lab lo publiqué el día 4 de agosto. 14 personas han seguido ya la ruta desde entonces y 8 han puesto comentarios, habiendo obtenido una puntuación de 4’8 sobre 5, y en los comentarios suelen destacar que les ha resultado una iniciativa original y una buena propuesta, habiendo

En Astorga hay otro adventure lab, más tradicional, que te lleva a los sitios más tradicionales de la ciudad en cuanto al turismo. El mío se puede realizar a la vez que éste y eso, creo, ayuda a que lo realicen más personas y además le aporta algún punto más de interés, así como una nueva visión, en femenino, del recorrido turístico por Astorga.

¿Qué crees que pueden aportarnos propuestas como esta? ¿Son interesantes para descubrir la presencia femenina a través del tiempo en nuestras localidades o queda en algo meramente anecdótico?

Mira, yo soy una persona que estudió en la EGB. En mis libros de texto apenas había mujeres. Creo recordar, por ejemplo, que a Concha Espina la mencionaban, junto con otras, en una línea. Pero a sus compañeros de generación les dedicaban párrafos, incluso páginas completas. Y por lo que tengo entendido en la actualidad no es muy diferente. Si a nuestros y a nuestras estudiantes sólo les mostramos la mitad de los modelos a seguir, no avanzamos. Y no es porque mujeres como Concha Espina o Manuela López no tuvieran repercusión, sino porque las han ocultado. Y creo que hay que ponerlas en el sitio que ocuparon, que no fue una mención en una línea. Espero que no quede como algo anecdótico y que propuestas como estas sirvan para seguir creando playa, como te decía el otro día, arenita a arenita conseguiremos hacer playa. Todo suma. Todos y todas sumamos. O eso me gusta creer.

Tal vez sea deformación profesional pero se me está ocurriendo que podría ser una actividad muy recomendable para la población estudiantil: una actividad llena de dinamismo que les invita a indagar más sobre su entorno y organizar la información de forma adecuada  para que le resulte interesante a posibles visitantes de la zona ¿tú cómo lo ves?

No se trata de cómo lo vea yo, sino cómo lo ven ellos, los estudiantes. Te puedo comentar que hay institutos que integran el geocaching entre sus actividades y que hay profesores que animan a sus alumnos a esta actividad que les da conocimiento y les anima a realizar una actividad física. Así que no es algo que estemos nosotros inventando, es algo que ya existe. En cantidad pequeña, pero existe. Y espero que vayan sumándose cada vez más profesores y profesoras a esto, porque considero que es un plus a la actividad docente con mucho que aportar, sin descontar que la parte lúdica es vital para poder tener un aprendizaje real y duradero.

Y ahora háblanos de tu propuesta sobre “Astorga en femenino” ¿qué vamos a encontrarnos si nos apuntamos a la misma? ¿Cuáles han sido tus propósitos al diseñarla?

Como he comentado más arriba, hay otro adventure lab en la ciudad. Quise diseñar una propuesta que pudiera realizarse, más o menos, en paralelo a la existente para complementarla y darle un plus. Ya he comentado las paradas que he seleccionado. Hay mujeres reales, personajes más o menos creados y también está Colasa. Así que, como ves, hay un poco de todo.

Si os animáis a hacerla os pediría que, ya que estáis, hagáis también la otra propuesta de Cuna de la Maragatería: https://adventurelab.page.link/qhAK

Así tendréis una visita más completa de la ciudad. Debido a las dimensiones de Astorga, estas dos visitas en paralelo no os llevarán más de una hora (las dos juntas) y podréis tener la visión turística tradicional y conocer, en sus lugares favoritos, a algunas de las protagonistas que más merecen no ser olvidadas.

¿Conoces otras propuestas de “geocaching” que se centren en puntos de interés en los que específicamente estén presentes las mujeres? ¿Podrías recomendarnos alguno más que conozcas en otros lugares?

Como te he comentado, el geocaching es una actividad a nivel mundial. Propuestas en términos femeninos hay unas cuantas. Te voy a destacar algunas, pero os animo a buscar por palabras clave, etc. porque están saliendo nuevas propuestas continuamente y esto se está renovando en cada momento. Así, de un vistazo rápido, puedo recomendaros estos, pero hay muchos más. Como te dije no es algo que yo haya inventado, es algo a lo que yo me he sumado:

Y ya para terminar, y como nos has convencido con tu propuesta para este tipo de turismo tan especial, ¿qué pasos debo seguir si a partir de ahora quiero comenzar a practicar el “geocaching”?

Lo primero es registrarse en la web de geocaching https://www.geocaching.com/ es gratuita. Así podrás ver los cachés que hay por las zonas que visites, ir registrándolos y sumando puntos. La app oficial de Geocaching a mí no es la que más me gusta, yo uso c:geo, que si tenéis ganas es muy fácil de usar. Para los labs hay que descargarse la app de Adventure Lab https://labs.geocaching.com/  y registrarse con los mismos datos que en geocaching para que se vinculen ambos registros. Y una vez dentro os irá guiando, paso a paso, por las distintas aventuras.

No hace falta nada que no tengamos todos, o casi todos: un móvil con GPS, curiosidad, ganas de aventura, y muchas ganas de divertirnos.

Te pongo los enlaces a los otros cachés que se pueden también buscar en Astorga, para que veas que hay más propuestas. Pero hay cachés en sitios muy dispares como Brazuelo, San Justo de la Vega, etc. Os animo a meteros en el mapa y curiosear.

 Tradicional

 EarthCache

 Adventure Lab:


No quiero terminar esta entrevista sin darle de nuevo las gracias a nuestra compañera Pilar por esta iniciativa que sin duda nos abre nuevos horizontes para conocer mejor una pequeña ciudad, cruce de caminos, que aún guarda muchos tesoros que mostrar a quien quiere conocerla en todo su explendor. Y en esa historia que la ha convertido en lo que es hoy, la huella de las mujeres que también lo hicieron posible, aunque aún muy invisibles, también están presentes.

Y por supuesto gracias por esta entrevista que, al menos personalmente, nos muestra una forma diferente y viva de conocer aquellos lugares por los que pasamos, con una modalidad de turismo que cada vez practican más personas.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s