Lourdes de Abajo en el Filandón violeta

Por Pilar Escamilla Fresco

Sección: Filandón violeta

Lunes, 27 de septiembre. 2021

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Nos reunimos, charlamos, hilamos versos y somos libres. Somos mujeres, madres, tías, abuelas, hermanas, hijas, escritoras, amantes, trabajadoras, amas de casa, luchadoras, idealistas, soñadoras…

Nuestro hilo es la palabra, el verso nuestra arma y la lengua la artillería que usamos para defendernos.

Somos violetas. Y nos reunimos a tejer palabras con nocturnidad y alevosía. Quien nos quiera escuchar, que nos siga de cerca.

Sed bienvenidas y bienvenidos a esta nueva entrega de nuestro FILANDÓN VIOLETA.

***

Traemos hoy a nuestro filandón a una mujer con una voz propia muy definida: Lourdes de Abajo. Ella aúna en su creación poesía y música. Y de qué manera. Para mí ha sido un descubrimiento maravilloso escucharla y acercarme a sus creaciones poéticas y musicales. Pero, como en todos nuestros filandones, empecemos acercándonos a Lourdes con una breve biblio-biografía.

Foto de Lourdes de Abajo realizada por Paloma Alberca

Lourdes de Abajo (La Bañeza, León, 1974). Poeta y compositora. Profesora Superior de Piano y de Transposición y Acompañamiento. Ha publicado Aniquilación mía, Almendra libro-cd realizado en colaboración con Luis Luna, Juan Carlos Mestre como ilustrador y con música de la propia autora, Paisaje adentro y 18 días de frío.

Sus textos han sido recogidos en antologías como El río de los amigos, homenaje a Antonio Gamoneda, La mujer rota, Antología de poesía española actual, Antología del beso, Por donde pasa la poesía, Enciclopedia Escuela de Poesía 2020, Mar sin fronteras (Antología liquida di poesía spagnola contemporánea), Alejandra Pizarnik y sus múltiples voces y la virtual Un mundo y aparte.

También ha participado en proyectos colectivos como Imagina cuántas palabras, Marcada España, Versos al Paso, Del Arte a la Palabra, Josefina Aldecoa, Una leonesa entre la literatura y la educación. Homenaje a escritoras leonesas.

Sus textos aparecen publicados en revistas especializadas como “Cuadernos del Matemático”, “Álora la bien cercada”, “Áurea”, “Hybrido”, “Alambique”, “The Children´s Book of American Birds”, “Poemad”, “Tiempo de poesía” o la checa “Revue svetovej literatúry», además de numerosos portales y sitios de Internet.

Ha prologado la antología de poesía chilena Mientras este fuego arda.

Su poemario Paisaje adentro ha servido de nexo de unión para diferentes creadores plásticos y visuales dentro de la exposición que lleva el mismo título.

Ha participado en diferentes festivales nacionales e internacionales de poesía. Sus textos han sido traducidos al checo, italiano, inglés, chino, rumano, polaco, árabe y gallego.

Asimismo, ha compuesto la banda sonora del cortometraje “En mi oficio o mi arte sombrío” estrenado en el homenaje internacional a Dylan Thomas.

Lourdes ha respondido a nuestra habitual breve entrevista de los filandones con una sinceridad tremenda y certera, ajustando sus palabras para dar con la flecha en el centro de la diana. Adentráos en sus reflexiones y si con lo que hasta ahora sabíais de ella aún no os había picado el gusanillo de leerla, a partir de aquí no podréis evitar la tentación de hacerlo.

¿Qué es para ti la poesía?

La poesía es búsqueda, asombro y reunión. Una forma de permanencia ante la intemperie. Trasciende lo que vivimos. La mirada única. Es la búsqueda de la palabra que nace en la boca del poeta y que desea abrir un complejo sistema que ya habita en nosotros desde el nacimiento. Algo que olvidamos con el transcurrir de los años, con los aprendizajes sociales, con la autocorrección impuesta. Omitimos sentimientos, sensaciones que son inherentes al ser humano. Nos habitamos con corazas para protegerlos. El milagro se produce cuando el poeta une las formaciones culturales a esa mirada de la infancia. Aquella que somos y nos define a pesar de todos los aprendizajes construidos. La poesía genera pensamiento, conciencia crítica, nos hace ciudadanos más responsables y más libres.

Por otro lado, para mí la música y la poesía están fuertemente imbricadas. No concibo la música sin poesía y lo mismo sucede al revés. Hay algo en el ritmo interno, en el latido creador que permanece inalterable. Cuando leo un buen poema, escucho una música con entidad propia. Cuando leo una partitura, el poema está dentro. No puedo disociar un arte de otro.

La lectura de poesía es minoritaria, ¿cómo convencerías a alguien que dice que no le gusta la poesía para que se introduzca en su lectura?

Hay personas a las que determinadas formas de arte como la poesía o la música clásica les parecen inaccesibles por diferentes motivos. No creo que haya que convencer a nadie para que lea poesía o escuche clásica. Lo que sí que pienso es que hay que ofrecerla. Ofrecerla desde la infancia en los centros educativos, en las familias. La educación es la base de todo. Se teme a lo desconocido y, por lo tanto, se rechaza.

¿Cómo integras la poesía en tu día a día y en tus obligaciones personales y laborales?

Con dificultad y perseverancia.

¿Qué le dirías a alguien que empieza ahora en el mundo de la escritura poética?

Le diría que disfrute el hecho de escribir. La pulsión es el primer instinto, pero también la lectura, la formación. A eso le añadiría que recuperase sus primeras emociones, que escribiese sobre aquello que percibe como un descubrimiento, que lo macere en su interior, que no tenga prisa, que lo relea y que no le tiemble el pulso a la hora de podar los poemas e incluso, desecharlos.

***

Para finalizar, no hay filandón sin voz. Y en este caso, sin melodía. Os dejo unos vídeos donde podréis escucharla y verla. Como os he dicho más arriba, cuidado que no saldréis ilesos.

VIDEOS DE LOURDES DE ABAJO RECITANDO SUS VERSOS

MUESTRA DE SU OBRA POÉTICA

loba soy sed llanto
animal devorado
sola
espero
y no emprendo la huida
aúllo

                      (Aniquilación mía, Amargord Ediciones, 2009)



El ojo en la oscuridad.
La pupila que nace como lengua sin diente.
Semilla de amapola noto tierno el corazón.
Un pie que se dobla 
antes ya de alumbrarse.


                         (Almendra, Amargord Ediciones, 2011)
La rama es perfil 
símbolo opaco 
que se alza de ti 
y en ti 
se prende.
Reposo de pájaro.

                       (Paisaje adentro, Amargord Ediciones, 2012)
Nada sé de ritos ni orfandades.

Mi voz
la lava
el aire


                        (Paisaje adentro, Amargord Ediciones, 2012)
La luz desplaza al grito. Una hoja entre los dedos. A medio hacer la voz abre su camino entre la espesura. Clavo los dedos en la carne. Busco la luz entre la hojarasca. Aprisiona el nudo mis manos, mi cuerpo. Atisbo el centro, golpeo el vientre con mis manos. Los puños. Los pies.
Soy la que renace. La otra. La que está. Aquella que escinde el bosque y lo desbroza. La que sacia el vientre muerto y a la espesura se entrega. La nieve roja. El bostezo de unos labios limpios. Los que duelen. 
Mezo mi boca en el agua. Busco un canto al verbo que me salpica y me maldice. Un pozo lento me asfixia.
Entonces, robo la miel y el fruto. Golpeo con el ansia del minúsculo dedo, del pie a medio hacer que la luz devora. Abro un dónde. Un cobijo. Un espanto. Como un brote o una raíz contamino mi rostro. La escarcha nace en mis ojos. Vengo del frío.

                                                                                 (18 días de frío, Amargord Ediciones, 2018)
Un muro de intersticios. Cada punto por el que pasa la luz
una pregunta.
Por qué animal u hongo, la página o el muro. Por qué el libro, sobre los bancos, cubierto por un paño negro y, más allá, las preguntas. Pero luego la sal, el entender, la piel sobre la luz, sobre los bancos, sobre el libro, tapado por un paño negro.
A qué azar de animal u hongo
pervive.

(18 días de frío, Amargord Ediciones, 2018)

TEJIENDO EN LA SOMBRA

Tejiendo y leyendo y escribiendo y viviendo y soñando y amando y… y todo lo que hago siendo todo lo que soy. Ahí estoy yo, detrás de este filandón violeta, intentando sobrevivir en una gran ciudad donde me siento hormiga, leyendo, escribiendo y recitando poesía, siendo madre, trabajadora y poeta de guardia, como decía nuestra querida Gloria.

Me llamo Pilar Escamilla Fresco y si quieres saber de mí búscame aquí: www.caradeluna.es

Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida.

Y si tienes hijos, léeles poesías.

Sin poesía, no hay vida.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s