Mari Carmen Alonso-Santocildes: El alma en la madera

Por Paz Martínez

Sección: Mujer, Arte. Cultura y oficio

Miércoles, 29 de septiembre. 2021

Ebanista, un oficio poco común entre mujeres pero que Mari Carmen Alonso-Santocildes ejecuta con gran dominio y éxito.

Aunque aún alimentamos la idea equivocada de que existen trabajos de mujeres y trabajos de hombres esta mujer ebanista nos demuestra lo contrario. Mari Carmen Alonso—Santocildes mantiene viva la tradición familiar de dedicarse a trabajar la madera y nos demuestra que las cosas están transformándose poco a poco desterrando estos viejos mitos. Ella diseña, presupuesta, mide, dibuja, fabrica y monta de muebles en madera.

No quiso dejar el oficio familiar cuando su padre y sus hermano se retiraron, había aprendido todo lo que necesitaba saber para seguir adelante. Había pasado mucho tiempo a su lado en calidad de obrera y cuando cogió las riendas del negocio sintió un apoyo incondicional. Renunció a los estudios superiores, le hubiera gustado hacer bellas artes o relaciones públicas, pero no se arrepiente.

Domina el proceso de principio a fin y no hay trabajo que se le resista

Es creativa y exigente consigo misma. Dice que hay que escuchar la madera, que no se trata de construir un mueble sino de fusionar una creación con la personalidad de un hogar y de un individuo que es el cliente. Elegir el material no depende únicamente de una cuestión de gustos sino de lo que éste ofrece según su estado, porosidad etc, logrando que cada trabajo sea único y dando vida propia a cada creación. “Ahí nace el arte —dice—, en la comunicación con el alma de las cosas adaptándolas a los espacios y a la idiosincrasia del cliente. No olvidando que la madera está viva. Manipulándola creces y descubres todo lo que eres capaz de hacer, te hace fuerte. Me permite conocer a las personas y a mí misma, porque desde el momento en que me enfoco en una idea hasta que voy viendo que toma forma, el camino recorrido me permite desarrollarme laboral, personal y artísticamente”.

Ser ebanista y mujer es una rareza profesional. Hay muy pocas como ella, pero eso nunca ha sido una barrera para Mari Carmen Alonso Santocildes que nunca ha sentido ningún tipo de descalificación hacia su trabajo. Sin querer, le sorprende este respeto por su trabajo en un mundo de hombres, pero piensa que la mejor carta de presentación es la responsabilidad, el buen gusto, la calidad y un trabajo bien hecho.

“La prueba de si puedes mantener un trabajo no debería ser la distribución de tus cromosomas”. Bella Abzug (abogada y ecofeminista

Su recorrido profesional ha servido, en varias ocasiones, para dar voz a las mujeres, ha servido de ejemplo y ha contribuido a visibilizar a la mujer profesional que se desarrolla en un entorno rural. La Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales (FADEMUR), una organización progresista que lucha por alcanzar la igualdad y el progreso de las mujeres que viven y trabajan en el medio rural, la contactó para que participase en un congreso de mujeres emprendedoras rurales. Carmen sintió que su voz alzaba el vuelo por ella y por todas, sumando participaciones en SOFCAPLE y en TVE.

El ejemplo de un oficio bien aprendido y de una pasión que consigue resultados.

Es inquita, luchadora y apasionada; la podemos encontrar trabajando en su taller de Carrizo, en su casa de alojamiento rural o en la asociación cultural La Trepa. Le gusta la montaña y el deporte. Creo que vamos a oír hablar mucho de ella en el futuro. Estén atentos.

Lo dijo aquella distinguida figura del ecofeminismo que luchaba por la igualdad de derechos, Bella Abzug, una abogada judía que ejerció cuando muy pocas mujeres ejercían la abogacía. Pero lo podría haber dicho cualquier otra, incluso Carmen, que sabe mucho de esto y ha puesto el alma en la madera: “La prueba de si puedes mantener un trabajo no debería ser la distribución de tus cromosomas”.

Para conocerla un poquito mejor:

Visita: Mari Carmen Alonso-Santocildes en el programa Ruralitas de RTVE


Paz Martínez Alonso (Santa Colomba de Somoza, León) ha publicado dos poemarios y ha participado en varias antologías poéticas y de micro-relato. Actualmente está preparando su último trabajo junto al cantautor madrileño Moncho Otero, En Son de Paz.

Finalista del Certamen Atardecer de otoño (1993) con el poema Dolor, publicado en la misma antología y posteriormente en el poemario De musgo y Piedra. Segundo premio en el VI concurso literario de Zahara de los Atunes, (Cádiz) con el poema Fértil.

Colabora con diversos proyectos que tratan de dar a conocer el entorno rural a través de diferentes propuestas culturales con el patrocinio del Ayuntamiento de Santa y la recuperación de Filandones Tradicionales, junto a Mercedes G. Rojo, a través del centro Cultural “El Casino” de Santa Colomba de Somoza, del que es presidenta desde 2016. 

Su poema Dios Tilenus recogido en Los márgenes del Tiempo fue elegido emblema de la Asociación Montañas del Teleno, la cual trabaja por el desarrollo y sostenibilidad en el mundo rural.

Ha colaborado en el programa Hoy puede ser un gran día (Libertad FM), con el espacio Los libros de mi vida realizando reseñas literarias.

Colabora con la columna Serendipias en la sección de opinión La Tercera Columna del periódico digital Astorga Redacción. y en la publicación independiente Elefantes con alas.

4 comentarios en “Mari Carmen Alonso-Santocildes: El alma en la madera

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s