María Guivernau (María Baila Sola) en el Filandón violeta

Por Pilar Escamilla Fresco

Sección: Filandón violeta

Lunes, 26 de septiembre. 2022

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Nos reunimos, charlamos, hilamos versos y somos libres. Somos mujeres, madres, tías, abuelas, hermanas, hijas, escritoras, amantes, trabajadoras, amas de casa, luchadoras, idealistas, soñadoras…

Nuestro hilo es la palabra, el verso nuestra arma y la lengua la artillería que usamos para defendernos.

Somos violetas. Y nos reunimos a tejer palabras con nocturnidad y alevosía. Quien nos quiera escuchar, que nos siga de cerca.

Sed bienvenidas y bienvenidos a esta nueva entrega de nuestro FILANDÓN VIOLETA.


María tiene los ojos puros y limpios, la sonrisa franca y las manos llenas de versos. A María, si te fijas bien, se le pueden ver unas alas en la espalda. Porque, para qué engañarnos, María es una hada. Es una mujer valiente, fuerte, que pelea con todas sus herramientas, aunque a veces no tenga ninguna, con todo lo que se le cruce. Pero ante todo, María es una persona con un corazón inmenso que no sabe amar si no es al doscientos por ciento.

¿Y cómo conocí a María? Porque un amigo mío, mi hermano elegido, me vino un día muy muy lejano, cuando aún trabajaba en Mordor, donde los anillos, las torres y los hombres grises, y me dijo: ¿tú sabes que María Baila Sola y tú trabajáis en la misma empresa? Casi le escupí por el atragantamiento y la sorpresa. Seguía a esta poeta en redes sociales, cuando aún tenía yo redes sociales, y me fascinaban sus publicaciones. Pero poco sabía de ella. Hasta que le puse cara y cuerpo unas pocas plantas más abajo. Y de ahí surgió algo de aire en medio de los hierros que asfixian y una buena amistad, con mi admiración más sincera.

Como siempre en estos filandones, empecemos con una presentación de nuestra protagonista, para saber brevemente quién es y qué ha hecho.

© A. Llewellyn

María Guivernau

Mujer nacida libre bajo el cielo de Madrid en 1978. Máster en Internacionalización del Sector Cultural y Creativo (Universidad Complutense de Madrid).

Lectora compulsiva, poeta por necesidad vital. Madre de un cachorro. Amante del mar y de la música. Hiperactiva, luchadora, transparente, sincera, empática y feminista. Su tiempo verbal favorito: presente.

Participa asiduamente en eventos literarios como Voix Vives en Toledo, Feria del Libro, Poemad y La Noche de los Libros en Madrid o ExPoesía en Soria, recitales, tertulias literarias, conciertos, programas radiofónicos como Metaverso (Radio3 de RNE).

Ha colaborado con la organización de eventos literarios y de música de autor en locales y salas de Madrid como Galileo Galilei, Clamores, Libertad Ocho y La Fídula.

Libros de poesía publicados:

Latiendo a ras de cielo. https://huergayfierro.com/latiendo-a-ras-de-cielo/

La cuadratura imposible del verso. https://huergayfierro.com/la-cuadratura-imposible-del-verso/

***

María es un alma inquieta que parece tener el don de la ubicuidad. Pero no, lo que tiene es una capacidad muy grande de organizarse y muchas ganas de vivir. Con su primer poemario fue capaz de decirle al mundo quién era y de dónde venía. Aún tengo las chapas que le compré en la presentación con versos suyos, versos que hago míos cuando me las pongo, porque sus versos también hablan de mí, y de ti que nos lees. Seguro que no te sientes alejada de esta voz muy personal, y que lanza dardos llenos del trabajo de la artesana de las letras que es María. Y luego llegó su segundo poemario arrasando. Con Puntos de sutura nos habló del dolor y de la vida.

Sus dos últimos poemarios llevan el sello de una de mis editoriales de poesía favoritas:  Huerga & Fierro Editores. Charo y Antonio, los editores responsables, han sabido apostar por alguien con talento y muchísima calidad personal y literaria. Así que debo darles, una vez más, las gracias por seguir ampliando mi biblioteca personal con libros que llevan su firma.

Continuando con las secciones habituales en estos filandones, he pedido a María que reflexione un poco sobre las preguntas que suelo hacer a todas mis invitadas. Os dejo con sus respuestas. María sabe, como siempre, acertar en la diana.

¿Qué es para ti la poesía?

La poesía es una pasión, porque disfruto leyéndola, y un modo de expresión, ya que es una de las maneras que utilizo para plasmar mis sentimientos o mis vivencias. Una forma de desconectar, de liberarme.

La lectura de poesía es minoritaria, ¿cómo convencerías a alguien que dice que no le gusta la poesía para que se introduzca en su lectura?

Una de las mejores formas de acercar la poesía a alguien que dice no gustarle es a través de la música. Leyendo letras de cantautores o raperos, por ejemplo, es una buena forma de empezar a ver y a leer la poesía de otra manera.

¿Cómo integras la poesía en tu día a día y en tus obligaciones personales y laborales?

Es complicado compaginar la poesía con las obligaciones laborales y personales en una sociedad en la que se nos exige tanto en el día a día pero yo trato de dedicar aunque sean solo unos minutos a leer y a escribir. A veces solo reflexiones o palabras sueltas. Es una buena forma de desconectar.

¿Qué le dirías a alguien que empieza ahora en el mundo de la escritura poética?

La poesía es un género muy personal pero, en líneas generales, yo le diría que lea mucho. Es fundamental leer para poder escribir bien. Y, después, que disfrute de expresarse, que se sienta libre haciéndolo.

***

Ya sabéis quienes me habéis leído en estos filandones, que no hay filandón sin voz. Os dejo con un vídeo de María a modo de muestra. Pero esto es sólo un botón. Buscad más botones. Hay muchos en internet y creo que son adictivos.

Interversos: María Guivernau

Bueno, os añado uno seleccionado por mí porque me encanta, no dejo de escucharlo:

Y seguimos avanzando en este artículo con una pequeña muestra de su obra. Espero que os abra el apetito y que vayáis como locos a buscarla en las librerías, bibliotecas… donde sea. Pero buscadla.

UNA MUESTRA DE SU OBRA

AMANECIENDO

Mañanas de posos de café dejando 
la amargura clavada en la garganta,
inundada de gritos ahogados
y sollozos silenciosos.
Mañanas de asomar el sol
y sentirse a oscuras,
caminando a tientas por una vida
que no reconoce,
los ojos, vacíos de vendas
y desbordados de lágrimas.
Mañanas resacosas
de noches con la memoria
empapada en alcohol
y frágil recuerdo, desdibujado,
durmiendo 
en un rincón inaccesible del cerebro.
Mañanas en las que desembocan
los sueños
al ritmo del sonido del despertador
y las pesadillas se esfuman 
con el humo 
del primer cigarro del día.
Mañanas pasadas,
amaneceres de no querer
abandonar la cama,
transformando colchón en refugio.
Mañanas futuras,
de olor a café recién hecho,
de saciar el hambre en tu boca,
de calmar el frío en tu piel,
de perder la noción del tiempo.
Amaneciendo.

                                    (Inédito)
LA NADA y TÚ

Cuando nada, tú.
Y ahora que la distancia
se abisma
entre tu carne y la mía,
nadan otra vez en el vacío
la boca sedienta de tus labios,
las manos sosteniendo
la tinta con la que llenar tu ausencia,
los sueños imposibles
haciéndose desvelo,
el deseo amaneciendo
en el horizonte de mi ombligo.
Cuando nada, tú.
Tú, ahora, ahogándote.
Y yo,
yo...
sin ti.

        (Latiendo a Ras de Cielo, Huerga & Fierro, 2017)

Gracias por acompañarnos, María. Y no, no dejes de bailar, de latir, de vivir nunca. Te quiero.


TEJIENDO EN LA SOMBRA

Tejiendo y leyendo y escribiendo y viviendo y soñando y amando y… y todo lo que hago siendo todo lo que soy. Ahí estoy yo, detrás de este filandón violeta, intentando sobrevivir en una gran ciudad donde me siento hormiga, leyendo, escribiendo y recitando poesía, siendo madre, trabajadora y poeta de guardia, como decía nuestra querida Gloria.

Me llamo Pilar Escamilla Fresco y si quieres saber de mí búscame aquí: www.caradeluna.es

Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida.
Y si tienes hijos, léeles poesías.
Sin poesía, no hay vida.



TEJIENDO EN LA SOMBRA

Tejiendo y leyendo y escribiendo y viviendo y soñando y amando y… y todo lo que hago siendo todo lo que soy. Ahí estoy yo, detrás de este filandón violeta, intentando sobrevivir en una gran ciudad donde me siento hormiga, leyendo, escribiendo y recitando poesía, siendo madre, trabajadora y poeta de guardia, como decía nuestra querida Gloria.

Me llamo Pilar Escamilla Fresco y si quieres saber de mí búscame aquí: www.caradeluna.es

Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida.
Y si tienes hijos, léeles poesías.
Sin poesía, no hay vida.
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s