Katherine Kennicott Davis: Música y Navidad

Por Marta Muñiz Rueda

Sección: Mujeres en la Música.

Lunes, 3 de enero. 2022

Una joven Katherine K. Davis

Cuando unimos las palabras ‘música’ y ‘navidad’ es fácil que acudan a nuestra memoria nombres como Irving Berlin, Bing Crosby o Franz Gruber, eso si pensamos en música popular. Si nos centrásemos en la variante más culta y sacra, no faltan grandes obras litúrgicas, como el Oratorio de Navidad de nuestro siempre amado Johan Sebastian Bach, por ejemplo o las composiciones fabulosas e inolvidables de B Briten. La verdad es que no ha sido fácil encontrar un nombre de mujer ligado específicamente a la música navideña. ¿Pero existe? Pues sí, es cuestión de buscar y desempolvar su nombre. Seguro que si les menciono a Katherine Kennicott Davis no sabrán de quien les estoy hablando, pero si les cuento que esta mujer de Missouri fue la compositora de ‘El Tamborilero’ ya me irán entendiendo, porque en España lo hemos conocido en la voz de Raphael; pero alguien tuvo que escribir una de las canciones de navidad más bellas y universales de la historia.

Veamos quien fue Katherine y después les ofreceré más datos sobre el origen del villancico.

K. Kennicott Davis nació en St. Joseph, Missouri, el 25 de junio de 1892. Compuso su primera pieza musical, «Shadow March», a la edad de 15 años. Se graduó en secundaria en St. Joseph High School en 1910, y estudió música en Wellesley College (Massachusetts). En 1914 ganó el Premio Billings de la universidad. 

Después de graduarse, continuó en Wellesley como asistente en el Departamento de Música, enseñando teoría musical y piano. Al mismo tiempo estudió en el Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra en Boston. Katherine tuvo además el privilegio de estudiar con la célebre Nadia Boulanger en París.

Posteriormente enseñó música en la Academia Concord en Concord (Massachusetts),y en la Escuela Shady Hill para niñas de Filadelfia.

Se convirtió en miembro de ASCAP en 1941  y se le concedió un doctorado honorario de la Universidad de Stetson (De Land – Florida). Katherine K. Davis continuó escribiendo música hasta que enfermó durante el invierno de 1979-1980. Murió el 20 de abril de 1980, a la edad de 87 años, en Littleton (Massachusetts). Dejó todas las regalías y ganancias de sus composiciones, que incluyen óperas, coros, operetas infantiles, cantatas, piezas para piano y órgano, y canciones, al Departamento de Música de Wellesley College. Estos fondos se utilizan para apoyar la educación y adquisición de instrumentos musicales.

K K. Davis llegó a completar un gran repertorio religioso y vocal destinado al canto coral y podría decirse que su producción fue muy prolífica. Muchas de sus más de 600 composiciones fueron escritas para los coros de su escuela. Participó activamente en The Concord Series, un conjunto de múltiples volúmenes de música y libros con fines educativos. Muchos de estos volúmenes musicales fueron compilados, arreglados y editados por Davis con Archibald T. Davidson y publicados por E.C. Schirmer en Boston.

Escribió «The Little Drummer Boy» (originalmente titulado «The Carol of the Drum»), en 1941.  Se hizo famoso cuando fue grabado por la Harry Simeone Chorale en 1958. La grabación alcanzó la cima de las listas Billboard. Lo que Katherine nunca llegaría a sospechar entonces es que se convertiría en una de las canciones navideñas más versionadas de nuestra historia. Otro himno famoso de Katherine Davis es el ‘Himno de Acción de Gracias’ o «Let All Things Now Living» que utiliza la melodía de la canción folclórica tradicional galesa The Ash Grove., muy cantado en toda América del Norte. No obstante, Katherine siempre será para muchos de nosotros, inevitablemente, la autora de ‘El tamborilero’ y en torno al origen de esta canción navideña se ha llegado a forjar casi una leyenda. Tras muchas especulaciones e investigaciones, la mayor parte de los análisis llegaron a la conclusión de que la autora se inspiró en un villancico popular checo para llevar a cabo la pieza, concretamente en un tema llamado Halej, nynjej. Pero, de acuerdo con el Wesley College -alma mater de la pianista- ella se habría inspirado en una canción francesa que conocía bastante bien. «Un día, cuando estaba tratando de echarse una siesta, a Katherine le vino una canción a la cabeza.Se trataba de Patapan, la cual luego en su mente se tradujo a ‘pa-ra-pum-pum’ y tomó un ritmo muy característico hasta transformarse en El tamborilero«, mencionan desde la universidad.

El niño del tambor

Aun así, algunos literatos aseguran que la letra de El tamborilero podría haber surgido de algo absolutamente distinto a un villancico: una leyenda. De acuerdo con el sitio web religioso Pathos, la historia que se cuenta en El tamborilero tiene mucho que ver con un cuento francés. Un relato sobre un juglar que canta frente a una estatua de la Virgen María y esta, conmovida, le responde con una sonrisa. ¿Y cómo habría llegado esta historia a oídos de Katherine Davis? La opción más probable es que fuese a través de una ópera -compuesta en 1902 por Jules Massenet– que cuenta esta leyenda en su libreto.

Sea como fuere, escuchar a Katherine K. Davis en navidad es hermoso y reconfortante.

Os dejo el enlace de algunas de las versiones más interesantes de esta tierna y universal canción, porque finalmente, cuando una pieza, por pequeña que sea, anida en tantos corazones, es porque ha nacido por el bien de la humanidad.

El niño del tambor

EL TAMBORILERO, enlaces:

1-[Gracias Choir] K.K.Davis : The Little Drummer Boy / Philip Park, Eunsook Park – YouTube

2-[Official Video] Little Drummer Boy – Pentatonix – YouTube

3-Little Drummer Boy – Voices from Bethlehem – YouTube

4-for KING & COUNTRY – Little Drummer Boy | LIVE from Phoenix – YouTube

5-Little Drummer Boy | NTNU Version – YouTube (Especialmente bonita en mi opinión)


Marta Muñiz Rueda (Gijón, 1970) es escritora y músico. Ha publicado libros de poesía (El otoño es nuestro, Libro de la delicadeza), la novela Tiempo de cerezas, y los libros de cuentos 13 cuentos dementes Anna y las estrellas. Desde pequeña su vida ha estado ligada al aprendizaje y la enseñanza del piano y la composición, ya que todas las mujeres de su familia han estudiado interpretación. Es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo y titulada profesional de piano por los Conservatorios de Gijón y León. Como compositora puso música a poemas y textos de Miguel de Cervantes y Lope de Vega en la obra ‘Duelo de ingenios’, actuando a dúo con la soprano Ana Clara Vera Merino, estrenándose con gran éxito en la Biblioteca Pública de León. También es autora de cuatro obras de teatro musical infantil en la compañía de la que forma parte, ‘Moraleja de la candileja’. Ha participado en numerosos eventos artísticos, antologías, revistas culturales y es columnista de opinión del diario de información general La Nueva Crónica.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s