Ulayya Pedraza, cantautora.Un torrente de arte. Por María Pizarro

Sección: Desde otros lugares que también existen

Miércoles, 25 de enero. 2023

Ulayya Pedraza Heredia, es licenciada de Psicopedagogía, Titulada Superior en inglés, Diplomada en Educación Especial y Pedagogía terapéutica. Tiene una amplia formación musical y compagina su trabajo de maestra con la creación: ella es cantante. Fue vocalista del grupo “Safe and soud”. Pero yo la conocí un poco más tarde, en el mítico bar “La espiga” (No hay persona a la que no le guste la música, la poesía o la pintura que no sienta un pellizco cuando se nombra a este local que  cerró). Allí escucharía por vez primera al dúo “Ategua”, que formaba con Fernan Hidabe, con el que llegó a grabar dos maquetas.  Por aquella época, Ulayya fue mi maestra en un aula de informática. Entonces nos hicimos buenas amigas. Porque compartíamos un interés común: la literatura. Pero ella abarca mucho más; es un torrente de arte: emprendedora, y todo lo que hace le sale bien. Tiene un gran talento. No podía faltar en estas líneas, como una esas mujeres valiosas que he ido conociendo a lo largo de años.

Creó el proyecto “Muñelices Mindfulart” sobre pintura, ilustración y artesanía; y han sido premiadas algunas de sus fotografías.  Así que en proyectos visuales también ha incursionado, y tenido su reconocimiento, como el I Certamen de fotografía de Expo Cerámica La Rambla, o el concurso “PoemasReversibles” donde quedó finalista. Tiene un posgrado en Teatro terapéutico y participa en talleres de movimiento expresivo y danza. Pero sobre todo tiene un gran corazón.

“Ulayya” es su nuevo proyecto musical, con el que se presenta en solitario como cantautora

M.P.: ¿Cómo te defines como persona y como artista? ¿Hay diferencias entre una y otra?

U.P.: Pienso que indagar en mi propósito vital es una constante en mí y creo que éste tiene que ver con acompañar y crear. Y ambas facetas pienso que guardan relación con un alma sensible, capaz de maravillarse con la belleza y de conectarse con otras almas. Siempre me ha motivado descubrir el potencial humano y contribuir a su desarrollo tanto en mí misma como en los demás. 

M.P.: ¿Qué significa para ti la poesía?

U.P.: Es un lenguaje que permite que emerja mi alma. La definiría como una danza con las palabras. Me recuerdo escribiendo desde pequeña y también bailando. En el arte, me cuesta mucho decantarme por una disciplina y es que, a través de diferentes vías expresivas, consigo el mismo resultado: que se exprese mi alma, vibrar, parar la mente, salir de la cuadratura, la rigidez, el miedo y conectar con el ser libre, espontáneo y, así, poder expresarme desde mi esencia creativa.

Para mí la poesía es como una danza con las palabras

M.P.: Cualquiera que te conozca verá que eres una mujer elegante y bella. ¿Te molesta el tópico de que la belleza está reñida con el feminismo, como que las feministas son feas o fracasadas que no encuentran un hombre que las quiera?

U.P.: ¿Te refieres al tópico de la heteronormatividad y el amor romántico? Yo creo que, actualmente, el movimiento feminista va de la mano del movimiento LGTBI+ y de crear nuevas fórmulas que cuestionen el papel que la sociedad patriarcal ha atribuido tradicionalmente a la mujer. Frente a ello, reclamamos nuestra independencia y libertad para ser y relacionarnos como queramos. Y creo que nos necesitamos unidas para lograr una sociedad que garantice los mismos derechos para todas las personas con independencia de su sexo, raza, religión, etc. Quiero pensar que el colectivo feminista es cada vez más amplio y fuerte, y, por supuesto, diverso porque ésta es su filosofía: la inclusión de la diversidad.

M.P.: ¿Las mujeres somos capaces de apreciar los micromachismos que nos rodean, o los tenemos tan interiorizados que no hay manera?

U.P.: Yo creo que cada vez se tiene más conciencia de lo infiltrado que está el machismo en nuestra sociedad y de cómo todas, de una manera u otra, hemos sido y seguimos siendo víctimas de ello. Gracias al movimiento #metoo, por ejemplo, pudimos denunciar la cantidad de situaciones en las que hemos sido abusadas tanto en entornos laborales/ sociales como familiares/ personales. El problema no está extinto, pero se ha avanzado algo en cuanto a la visibilización y ahora el abusador está más en el punto de mira y nosotras algo más respaldadas.

M. P.: ¿El lenguaje puede ser la verdadera revolución? ¿Por qué molesta tanto el lenguaje inclusivo?

U.P.: La verdadera revolución llegará cuando de verdad podamos salir a la calle y pasear cómo y con quién queramos sin sentirnos amenazadas o atemorizadas. El uso del lenguaje es otro constructo machista por cuanto la RAE, desde su fundación, sólo ha contado con 11 mujeres de entre sus 500 miembros. El masculino genérico no fue una decisión caprichosa sino una decisión deliberada por hombres. ¿Por qué no cuestionarlo? ¿Por qué no ajustarlo a una sociedad que clama por esa igualdad? En mi opinión, se hace necesario transgredir las trasnochadas reglas de una evidente institución machista (no igualitaria) para hacernos visibles.

M.P.: Como joven madre que eres de un chico, ¿crees que hoy en día se educa de manera diferente a los hijos que a las hijas? ¿Cómo podemos educar a nuestros hijos e hijas en el feminismo?

U.P.: Mi hijo ha crecido en un ambiente de libertad, donde está viviendo como natural que su padre y su madre se ocupan de manera igualitaria de tareas domésticas, profesionales y personales sin diferencias por el hecho de ser hombre o mujer. Como maestra que soy, siempre que me preguntan sobre cómo educar o qué enseñar a los hijos/as, contesto lo mismo: educándote tú. Sólo podemos enseñar lo que somos. Ellos respiran libertad si tú eres libre. Ellos aman libremente si tú amas libremente. Y esto es aplicable a cada faceta.

Educar y/o enseñar a los/as hijos/as: solo educándote tú primero.
Solo podemos enseñar lo que somos.

M.P.: Muchos, chicos y chicas creen que la violencia de género es un invento, y algunos chicos creen que el feminismo intenta perjudicarles. Hace unas semanas tuve ocasión de plantearle esta misma cuestión a Jorge Colmenero, que es profesor de instituto. Tú, como maestra que eres, y estás con alumnos de menos edad, me gustaría que nos comentaras los patrones de comportamiento de los más pequeños respecto a estas cuestiones.

U.P.: Bueno, es lo que te acabo de comentar. La familia es la fuente de socialización primaria. En el seno de una familia donde las relaciones son machistas, ellos aprenderán dichos patrones, y a la inversa. La institución escolar tiene, por tanto, la función de compensar dichas realidades, aportando una educación no sexista, pacifista. Y ello pasa, necesariamente, no sólo porque se aprueben leyes educativas que incluyan dichos temas transversales sino, sobre todo, porque el profesorado se procure un desarrollo personal que lo capacite para ser modelo y referente de dichos valores. Sólo así la Educación encarnará la urgente transformación para salir del obsoleto modelo industrial que todavía impera, es decir, no a costa de imponer normativas, sino a través y gracias a que los educadores/as se hagan conscientes para poder llevar a cabo una educación respetuosa e integral, que trascienda el modelo enfocado en el intelecto para poder educar para la vida, en definitiva, Educadores del Ser.

(Educadora del Ser es como Ulayya gusta de definirse en su perfil de maestra).

M.P.: No quisiera despedirme de ti, sin que nos contaras tus proyectos en la música. ¿Cómo se presenta 2023?

U.P: Este año tengo en proyecto grabar un disco en el que recopile las composiciones de los últimos dos años. Se puede decir que la pandemia fue un tiempo de reposo y reflexión del que, al menos yo, salí con mayor empoderamiento y determinación para ser yo misma. Creo que eso se ha plasmado en las nuevas composiciones. Así que confío en tener la necesaria organización y, sobre todo, constancia para que dichas grabaciones vean la luz. Y, una vez hecho eso, poder volver a los escenarios para ofrecerlas y compartirlas con las demás personas.

Muchas gracias, María, por tu entrevista y tu cariño siempre.

ENLACES DE INTERÉS PARA CONOCERLA MEJOR:

PÁGINA WEB: https://ulayya.es/

INSTAGRAM: @ULAYYAARTIST

Canal de Youtube: https://www.youtube.com/c/Ulayya

Escúchala también aquí

María Pizarro por Begoña Rosa.

María Pizarro (Córdoba). EspañaPoeta y actriz.

Licenciada en Arte Dramático y Experta Universitaria en Criminología, dedica al trabajo actoral y a la poesía mucho del tiempo que le deja libre el ejercicio de su trabajo habitual

Entre su obra poética podemos encontrar parte de sus versos publicados en Caja de retratos (Ed. Detorres, 2017), Miembro fantasma  (Editores Florentinos, 2015) y Lyrica 75 (Ed. Fragua de metáforas, 2011), así como en diversas antologías y revistas digitales con las que colabora tanto en España como en América. Miembro fantasma, cuenta con una edición bilingüe árabe-español, que fue presentada en la 1ª Feria del Libro Hispanoárabe, organizado por el Circulo CIHAR, y recibió el galardón Solienses 2016, que premia el mejor libro editado en el año anterior.

Le gusta mostrar su poesía desde la oralidad a través de numerosos recitales por todo la geografía española, como las diferentes ediciones de Cosmopoética (el festival literario y artístico que se viene celebrando anualmente en Córdoba, España, desde 2004), en las que combina su faceta poética con la de actriz.

Actualmente coordina el Festival de poesía y arte “Grito de Mujer” y su correspondiente antología digital “Quejío, Córdoba con Grito de Mujer”.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s