Marisol Torres en el Filandón violeta. Por Pilar Escamilla Fresco

Sección: Filandón violeta

Lunes, 19 de diciembre. 2022

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Nos reunimos, charlamos, hilamos versos y somos libres. Somos mujeres, madres, tías, abuelas, hermanas, hijas, escritoras, amantes, trabajadoras, amas de casa, luchadoras, idealistas, soñadoras…

Nuestro hilo es la palabra, el verso nuestra arma y la lengua la artillería que usamos para defendernos.

Somos violetas. Y nos reunimos a tejer palabras con nocturnidad y alevosía. Quien nos quiera escuchar, que nos siga de cerca.

Sed bienvenidas y bienvenidos a esta nueva entrega de nuestro FILANDÓN VIOLETA.


En esta ocasión os traigo a una mujer distinta. Una mujer que es capaz de hacer posible lo imposible. Os presento a la mujer que está detrás del mítico restaurante y librería El Dinosaurio todavía estaba allí, un homenaje a Augusto Monterroso que se ha convertido en referente del mundo literario madrileño. Tan conocido es que no suele llamarse por su nombre completo sino por, simplemente, “El Dino”. Allí se celebran eventos diversos, exposiciones, recitales, conciertos… y todo bajo la mágica batuta de esta hada con alma de diabla que siempre va acompañada de Blue, el alma del Dino. Pero para saber quién es Blue tendréis que ir a este centro de la creatividad ubicado en pleno barrio de Lavapiés en Madrid.

Pero vayamos paso por paso. Empecemos, como siempre, por una pequeña biografía que os haga saber quién es Marisol. Como os digo, es una mujer distinta. Lo averiguaréis enseguida.

Marisol Torres (Navaltoril, 1959)

Marisol Torres Galán (1959) nació en Navaltoril (Valle del Gévalo, Toledo), donde pasó su infancia afilando la puntería con el tirachinas, aprendiendo los nombres y propiedades de las plantas  y coleccionando mariposas.

Heredó de su abuela paterna el gusto por los libros. Estudió Derecho, trabajó en la industria farmacéutica y ahora regenta la Librería-Restaurante “El Dinosaurio todavía estaba allí” en el madrileño barrio de Lavapiés.

Ha publicado:

Poesía: La resistencia del baobab – Bilingüe (Edit. Lastura, 2019)

Novela:

Señalar un naufragio (Edit. Huerga & Fierro 2017)

Los años del coma (Edit. Canalla, 2013)

Relatos: Cabotaje (Edit. Baile del Sol 2015)

Ensayo: Ayahuasca, el viaje interior (Edit. Punto de Mira, 2018)

Y publicado cuentos y poemas en:

Álora, la bien cercada (Revista de Letras, Álora, 2017)

Refugiamos (Edic. Lastura 2016)

La carne despierta (Gens Ediciones 2013)

Poemáticas naturales (Ediciones Entricíclopes 2013)

44 mundos a deshoras (Editorial Adeshoras 2013)

La petición (Editorial Amargord 2012),

La vida es un bar (Editorial Amargord 2011)

Cuchillo en la piel (AOLDE 2010)

Como podéis ver, esta mujer ha publicado poesía, novela, ensayo… Y me dejo en el tintero unas cuantas actividades más que ella y yo conocemos que realiza pero que tendréis que imaginar. Y las que seguro que desconozco, que deben ser también muchas.

Es, además, una viajera incansable y ha recorrido en furgoneta gran parte de Canadá, Estados Unidos  y Alaska, entre otros lugares increíbles. En su viaje metió en la mochila poemas de algunas personas para recitarlos tanto en castellano como en inglés a lo largo de su viaje. Tuve el honor de realizar una sesión de fotos a Marisol allá por el 2015. Mirando hacia atrás, tengo la sensación de que ni yo era la misma, ni este mundo era el mismo. Pero a saber. El caso es que la publiqué en mi página. Puedes ver las fotos que elegimos en este enlace: Marisol Torres

Y ahora os voy a dejar con las reflexiones que Marisol me ha brindado acerca de las preguntas que suelo preguntar en estos filandones a mis invitadas, aunque, en este caso, las adapté un poco a sus múltiples facetas.

¿Qué es para ti la escritura?

Escribir es parte esencial de mi vida. Quizá sea lo más parecido a cantar: es sacar lo mejor de tu voz interior, darle el tono adecuado, la intensidad, la musicalidad, el mensaje que quieres transmitir. Es, también, un placer, una alegría profunda.

¿Con qué te sientes más cómoda, con la narrativa o con la poesía? ¿Qué aporta cada una de ellas a tu vida?

Es casi como tener dos amores, cada uno añade un valor distinto a lo que quieres contar. Durante muchos años escribí sólo narrativa, me sentía muy cómoda contando historias, cuentos cortos al principio y luego me atreví con la novela, mi forma de expresión favorita. La novela son meses, a veces años, de pensar y escribir, corregir y corregir, sentir cómo los personajes van evolucionando hacia lugares que ni se te habían ocurrido cuando planteaste la novela.

La poesía es otra cosa, algo mucho más íntimo. Cuando duele, cuando sangras, cuando explotas de felicidad cual galaxia, no hay vehículo mejor que la poesía para expresar todos esos sentimientos.

Eres una todoterreno que no para…  ¿Cómo integras la literatura en tu día a día y en tus obligaciones personales y laborales?

Escribo cuando puedo. Ojalá tuviese más tiempo libre, o simplemente el hábito de escribir todos los días, pero no, soy del tipo escritora compulsiva. Escribo cuando los dedos se van solos al teclado, cuando cualquier hoja de papel se convierte en la única diana de ese día. Hay temporadas muy productivas y otras en barbecho, pero el barbecho también es importante.

¿Qué le dirías a alguien que empieza ahora en el mundo de la escritura?

Que viva con ilusión cada línea que escriba, que lea, lea, lea y siga leyendo. Que analice las obras que le impactan, que aprenda de aquellos a los que considera “maestros”, y después, que siga su instinto, que cuente lo que realmente quiere contar, que no se desanime, no siempre salen las cosas como hemos planeado. Y que aprenda a corregir, que pode sin miedo, sin piedad. Que deje los textos en “la nevera” una temporada y vuelva sobre ellos con otra mirada, los vuelva a corregir y cuando la historia, el tono, el ambiente, sean lo que quería crear, ya no los toque más y siga adelante con otra historia.

************

Marisol no tiene casi vídeos publicados ni podemos escucharla recitando sus textos. Aún así, buceando por internet he encontrado algunos. Espero que le parezca bien que los comparta aquí. Así os podréis hacer una idea mejor de quién es nuestra protagonista.

************

Como en todos nuestros filandones, os dejo con unos poemas de Marisol Torres. Espero que con ellos os entren ganas de ir directamente a por sus libros en bibliotecas y librerías para seguir leyéndola.

MUESTRA DE SU OBRA

TIERRA

Porque araré la tierra con las manos
versos rojos de pétalos tejado
nos sembrarán palabras en los surcos

Nos libarán la boca
ejércitos de abejas
en un rumor de versos
la palabra

Porque he de arar la tierra con mis manos
y convertir el polvo en pan caliente
albergaré en mi vientre
un diccionario
con pan y con palabras
en la tierra
los hijos como abejas
imprescindible el hijo
la palabra
la tierra removida con las uñas
los surcos anegados por la sangre

Los hijos 
el pan
la tierra
la palabra

                      (La resistencia del baobab, Edit. Lastura, 2019)

Y TE QUIERE

La culpa fue del huevo que, rabioso,
no le ofreció su clara con puntilla
y esa yema como sol de verano
o la temperatura de su vino
o esa arruga insensata en la camisa
que arruinó su mañana
dices
mientras te acaricias la barriga
y susurras las nanas que te sabes
vigilando la cena
no se vaya a quemar, por Dios, te dices
y vuelvan los colmillos

Te acaricias la tripa y canturreas
que el temporal amaine
dices
será un buen padre
dices
y te quiere

                        (La resistencia del baobab, Edit. Lastura, 2019)
JILGUERO

Cual jilguero esponjado
tras la tormenta
aireo mis plumas
de un manotazo 
borro la lluvia

Como jilguero libre
le canto al viento
en las alas tallada
la certidumbre
de la próxima tormenta

                        (La resistencia del baobab, Edit. Lastura, 2019)

Marisol me cuenta, a modo de primicia, que entre sus nuevos proyectos hay un nuevo arte, esta vez plástico: la talla de madera. En sus propias palabras me dice: “Hay muchas formas de comunicar, escribir es, en esencia, comunicar, pero hay otras formas que me interesan muchísimo. Llevo casi dos años aprendiendo el arte de la talla de madera, algo que parece muy alejado de la literatura, pero en el fondo es lo mismo: eres capaz de ver lo que esconde la madera y lo tallas, casi como elegir una serie de palabras de nuestro enorme vocabulario y crear algo con ellas. Trabajar con las manos es algo que me fascina.”

Estoy deseando poder disfrutar de las creaciones que de aquí salgan, igual que he disfrutado de su literatura y de su pasión por la vida. Ah, y de la cocina de su restaurante – librería.

Puedes seguirla en sus redes sociales:

Instagram: literaturasobreruedas

Facebook: Marisol Torres

Twitter: @marisoltorr

Os dejo ya por hoy. Pero no quiero irme sin haceros una sugerencia: id al Dino. Allí podréis conocer a Marisol en persona y disfrutar de su voz, de su magia, de su vida. Ah, y deleitaros con el verdadero alma del Dino: Blue.


© Jesús Mandriñán  

TEJIENDO EN LA SOMBRA

Tejiendo y leyendo y escribiendo y viviendo y soñando y amando y… y todo lo que hago siendo todo lo que soy. Ahí estoy yo, detrás de este filandón violeta, intentando sobrevivir en una gran ciudad donde me siento hormiga, leyendo, escribiendo y recitando poesía, siendo madre, trabajadora y poeta de guardia, como decía nuestra querida Gloria. Me llamo Pilar Escamilla Fresco y si quieres saber de mí búscame aquí: www.caradeluna.es

Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida.
Y si tienes hijos, léeles poesías.
Sin poesía, no hay vida.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s