Jorge Colmenero, un poeta que enseña filosofía… con perspectiva de género.

Por María Pizarro

Sección: Desde otros lugares que también existen

Miércoles, 30 de noviembre. 2022

Nuestro protagonista de hoy: Jorge Colmenero

Puedo contar hasta el día de hoy, gracias a la oportunidad que me brinda este blog, con quince entrevistas con mujeres artistas, escritoras, empresarias, mujeres todas ellas importantes en mi vida, que han dejado una profunda huella en mí, y por supuesto no voy a abandonar esta línea – y sueño algún día reunirlas a todas y hacer una especie de festejo, o bien seguir soñando, en una antología. Pero a petición de la editora, Mercedes Rojo, me he puesto a indagar en la mirada feminista de hombres que conozco. Por así decirlo, me estreno. A Jorge Colmenero lo conocí en 2017, habíamos editado en la misma colección de poesía dirigida por Calixto Torres. Me encantó su poesía, y creo que ese mismo día nos hicimos amigos.  Comenzó a colaborar en el festival de poesía que coordino cada año, Grito de Mujer.  Por cierto, acudía siempre con su mujer y sus dos hijas a los actos. Este hombre me llegó a corazón desde el primer momento. Es poeta y profesor de Filosofía en el IES Blas Infante de Córdoba y vocal de juventud del Ateneo de Córdoba. Así que no podía ser otro sino Jorge, el primero en iniciar esta nueva andadura,  reunir la opinión de  hombres sobre temas que me interesan, y espero que también a vosotras y vosotros, sobre feminismos y la vida.

M.P.: Eres el primer invitado de la sección “Desde lugares que también existen” ¿Conocías el blog Masticadores?

J.C.: No lo conocía, la verdad. Pero nunca es tarde.

M.P.: Desde que nos conocemos has participado de numerosos recitales poéticos en el Festival Grito de Mujer, y acabas de componer una mesa sobre poesía feminista en el Ciclo “Conmigo misma” ¿Crees que el feminismo es cosa de mujeres?

J.C.: Es una contradicción pensar algo así. Lo más lógico es que tanto hombres como mujeres quieran que haya igualdad de derechos y oportunidades para todos y todas. Se trata de una cuestión de igualdad, justicia y humanidad. Y eso afecta a cualquier ser humano, sin distinciones.

Sin embargo, no podemos olvidar que históricamente han sido las mujeres las que han sufrido la desigualdad de género, que ellas iniciaron el camino de reivindicación de la igualdad y que ellas son las que siguen padeciendo desigualdades que hay que erradicar.

M.P.: Ya sabemos la opinión de la RAE sobre el lenguaje inclusivo, en especial sobre el desdoblamiento, que lo considera fuera de lugar por no respetar la economía del lenguaje ni la claridad. Mi corrector de textos me lo advierte constantemente. Aunque yo no le hago mucho caso. ¿Cuál es tu opinión sobre el lenguaje que los académicos consideran redundante?

J.C.: La verdad es que es un tema que ha sufrido demasiadas polémicas en cuanto al grado de extensión de ese carácter inclusivo. He hablado de ello, en diversas ocasiones, con profesores y profesoras de Lengua y Literatura, y coinciden en que hay muchos errores al respecto por la complejidad técnica y la riqueza de nuestro idioma. Lo único que te puedo decir es que es necesario empatizar con la mujer en esta y otras cuestiones complejas relativas a la igualdad de género. Yo procuro utilizar un lenguaje inclusivo con mis alumnos y alumnas, pero reconozco que en determinadas situaciones todavía nos suena, sobre todo a los hombres, algo extraño. Creo que hace falta tiempo y revisiones más rigurosas al respecto.

Es una contradicción pensar que el «feminismo» solo es cosa de mujeres. Lo más lógico es que tanto hombres como mujeres quieran que haya igualdad de derechos y oportunidades para todos y todas. Se trata de una cuestión de igualdad, justicia y humanidad. Y eso afecta a cualquier ser humano, sin distinciones.

M.P.: Recientes estudios confirman, tanto en mujeres jóvenes como en hombres, que la violencia de género no existe, que se trata de un invento ideológico, justificando como naturales determinados comportamientos machistas. ¿Qué opinas respecto a esto, dada tu íntima relación con jóvenes?

J.C.: Hay una tensión entre determinados fenómenos sociales (los videojuegos, los deportes como el fútbol, las películas de acción, las series televisivas, el sistema económico liberal y capitalista y su maquinaria publicitaria, el consumismo consecuente, etc) y un sistema educativo que resulta ser  la última frontera de los valores que realmente merecen la pena, como pueden ser la libertad de expresión, la libertad de pensamiento, la igualdad de género, la justicia y el derecho a una felicidad emprendida libremente. Esta tensión convierte a los profesores de hoy día y a los artistas y filósofos en héroes solitarios al margen de los agentes sociales que van en su contra, agentes que dificultan el compromiso de los jóvenes con la igualdad de derechos y oportunidades del hombre y la mujer.

M.P.: Y bien, Jorge ¿Cuál es la opinión de la juventud sobre la poesía?

J, C.: En mi opinión, la presencia de la poesía y de la filosofía en la gente joven está sufriendo una transformación paulatina muy positiva. Y digo paulatina porque ambas formas de expresión solo están empezando a despegar, pero con un gran potencial. Tanto la filosofía como la poesía (y otras manifestaciones artísticas, como la performance o eventos híbridos de distinta índole) están comenzando una nueva andadura, y ahí es donde los educadores y la ciudadanía tienen que hacerse notar. Es necesaria una reacción y reorientación de las formas de participación y de compromiso social y político.

M.P.: ¿Y qué tienes que decir sobre las Humanidades?

Como afirma Victoria Camps en su libro Elogio de la duda, la cultura no nos hace directamente mejores personas, pero es un buen comienzo. La poesía, la filosofía, las lenguas cultas, la historia, el arte, las humanidades, en general, suelen ser detonadores del espíritu crítico, de la mirada calmada que necesitamos en una sociedad en la que todo parece que acontece a máxima velocidad y sin nuestro control. Las humanidades son un despertador social, la sacudida que todos necesitamos, sobre todo, la que necesitan los jóvenes.

Las humanidades son un despertador social, la sacudida que todos necesitamos, sobre todo, la que necesitan los jóvenes.

M.P.: Y para despedirnos me gustaría que hicieras un breve recorrido por tu obra y que nos adelantaras algo sobre tus nuevos proyectos.

En la presentación de su libro Ulises en el espejo, junto a Calixto Torres

J.C.: Lo primero que publiqué fue un artículo de investigación en una revista digital, pero fue algo aislado y anecdótico, ya que años después sentí la necesidad de recobrar mi pasión juvenil por la escritura poética y aforística, eso sí, intentando fusionar la imagen y la metáfora poéticas con el pensamiento filosófico. Fruto de ello ha sido mi participación en antologías y revistas de poesía, y la publicación de tres poemarios hasta el momento: Entramados, Inmersidad y Ulises en el espejo, este último dedicado a la memoria de mi hermano Víctor, siempre presente en mi obra.

Ahora estoy dando los últimos retoques a mi último libro, una composición de más de cien aforismos filosófico-poéticos.

Por último, como vocal de juventud del Ateneo de Córdoba, estoy ultimando los preparativos para iniciar una nueva temporada de Cafés filosóficos y Jam de poesía.

Me resta darte la gracias, Jorge, por tu valiosa opinión que espero que recale en todos tus alumnas y alumnos y les convierta en personas tan estupendas como tú. Y quede para otro día tu gran sentido de humor. Te quiero, amigo.


María Pizarro por Begoña Rosa.

María Pizarro (Córdoba). EspañaPoeta y actriz.

Licenciada en Arte Dramático y Experta Universitaria en Criminología, dedica al trabajo actoral y a la poesía mucho del tiempo que le deja libre el ejercicio de su trabajo habitual

Entre su obra poética podemos encontrar parte de sus versos publicados en Caja de retratos (Ed. Detorres, 2017), Miembro fantasma  (Editores Florentinos, 2015) y Lyrica 75 (Ed. Fragua de metáforas, 2011), así como en diversas antologías y revistas digitales con las que colabora tanto en España como en América. Miembro fantasma, cuenta con una edición bilingüe árabe-español, que fue presentada en la 1ª Feria del Libro Hispanoárabe, organizado por el Circulo CIHAR, y recibió el galardón Solienses 2016, que premia el mejor libro editado en el año anterior.

Le gusta mostrar su poesía desde la oralidad a través de numerosos recitales por todo la geografía española, como las diferentes ediciones de Cosmopoética (el festival literario y artístico que se viene celebrando anualmente en Córdoba, España, desde 2004), en las que combina su faceta poética con la de actriz.

Actualmente coordina el Festival de poesía y arte “Grito de Mujer” y su correspondiente antología digital “Quejío, Córdoba con Grito de Mujer”.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s