Laura Gómez Recas en el Filandón violeta

Por Pilar Escamilla Fresco

Sección: Filandón violeta

Lunes, 28 de junio. 2021

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Nos reunimos, charlamos, hilamos versos y somos libres. Somos mujeres, madres, tías, abuelas, hermanas, hijas, escritoras, amantes, trabajadoras, amas de casa, luchadoras, idealistas, soñadoras…

Nuestro hilo es la palabra, el verso nuestra arma y la lengua la artillería que usamos para defendernos.

Somos violetas. Y nos reunimos a tejer palabras con nocturnidad y alevosía. Quien nos quiera escuchar, que nos siga de cerca.

Sed bienvenidas y bienvenidos a esta primera entrega de nuestro FILANDÓN VIOLETA.


Laura Gómez Recas

En el filandón de hoy voy a hablaros de una mujer tan bella por dentro como por fuera: Laura Gómez Recas. Laura te contagia con su sonrisa sincera, directa y llena de cariño. Es una gran amante de la vida y de la literatura, siempre desde el respeto y la admiración de aquellos y de aquellas que la preceden.

Laura es una mujer con un talento inmenso y muy trabajado, cuyos textos reflejan el estudio y la lectura incesantes, pero también las ganas de vivir.

He tenido la ocasión de leer algunos de sus libros (buscadlos, por favor, no os dejarán indiferentes), así como de escucharla hablar y recitar en bastantes ocasiones, y, desde luego, es una persona a la que es imposible ignorar u olvidar. Tiene una especie de luz interna que embriaga. Ella recoge la huella de la vida y la expone en una vitrina limpia y cuidada, con las palabras precisas, las formas correctas y llena de energía y de emoción.

El primer paso para acercarnos a ella va a ser una breve biblio-biografía.

Laura Gómez Recas. Bio-bibliografía

Licenciada en Ciencias de la Información, rama de Periodismo (UCM). Acreditada en programas de especialización de lingüística, Estructura de la Comunicación y Edición y Producción en Soportes Audiovisuales (UCM) y postgrado, por ESIC, en Marketing Internet y Social Media.

Es autora de cuatro títulos de poesía, Delante del espejo (Colección Pliegos de Ítaca, Valencia 2011), Llámame azul (Ed. Quadrivium, 2012), Huella de un caz. Pegada duma canle (Lastura, 2014), poemario bilingüe español-portugués. Al pie de la letra (2018), plaquette y exposición en colaboración con el pintor Pedro Condés) y Zahoríes (Huerga y Fierro, 2020).

Ligada a varios grupos literarios, ha publicado narrativa y poesía en numerosas antologías y revistas especializadas y crítica literaria en varios medios. Administra tres blogs: Hortus Liber (poesía), Savari (crítica literaria) y Más que palabras (fotografía y poesía).

Tras estos breves apuntes más formales, una breve entrevista. Como en los anteriores filandones, le he planteado muy pocas preguntas. Disfrutad de sus respuestas. Yo, al leerlas, escuchaba en mi cabeza su voz dulce. Os dejo con sus palabras. Y, como buena protagonista de este filandón, tenéis que saber que de aquí, Laura, no os dejará salir ilesos.

¿Qué es para ti la poesía?

Fundamentalmente, lenguaje. El lenguaje es un medio fundamental y extremo de expresión con los registros complejos y necesarios para establecer una comunicación fértil y valiosa. Nuestros pensamientos se van haciendo más complejos cuanto más sofisticado es nuestro conocimiento y el uso del lenguaje. Cuando el pensamiento es elevado, sublime, intrínsecamente humano, necesitamos un lenguaje que trascienda y sublime el mensaje. Es entonces cuando utilizamos el lenguaje poético. El efecto es extraordinario.

Desde muy pequeña soy lectora de poesía y me ha acompañado de forma natural, como lectora y como lectora que escribe. Y digo esto porque la respeto tanto que no soy capaz de autodenominarme poeta. Es un aprendizaje que no cesa, una búsqueda dentro del mundo abstracto de la palabra. Esto es para mí fundamental, inherente a cómo soy y a cómo me defino frente al mundo.

La lectura de poesía es minoritaria, ¿cómo convencerías a alguien que dice que no le gusta la poesía para que se introduzca en su lectura?

Supongo que le preguntaría qué ha leído. La lectura es sólo el medio para llegar al mensaje. Y no todas las lecturas son adecuadas o cumplen nuestras expectativas. Hay tanto escrito que es difícil que nada se adapte a lo que se pretende encontrar o a lo que consigue conmover. Por eso, creo que le recomendaría que leyera algo relacionado con lo que espera encontrar en esa lectura y cuya forma esté en consonancia con lo que quiere leer.

Hay que probar, desechar, curiosear. Seguro que con la intención de encontrar, se halla el texto adecuado para la persona en cuestión. Puede que un Goya no te guste y un Hopper te maraville, pero, para llegar a esa conclusión, previamente ha tenido que haber una búsqueda del conocimiento.

¿Cómo integras la poesía en tu día a día y en tus obligaciones personales y laborales?

La génesis de la escritura es fácil de realizar. En cualquier lugar  se puede apuntar, y digo apuntar, un poema. Luego, llega el trabajo que, fundamentalmente, es desarrollar la idea desde los trazos formales y de contenido que se generaron espontáneamente. La expresión o forma y el contenido han de estar ligados. Ese tiempo es el complicado de encontrar. Requiere soledad, relajación, ensimismamiento. Es un disfrute incomparable que, a veces, termina en una frustración; pero es una de las cosas que me hacen más feliz.

Cuando no se dispone de tiempo, se quita el tiempo al sueño, a los amigos o a lo que sea, siempre que sea posible compaginarlo con ese estado de intimidad que decía antes. Hay temporadas en las que no existe esta necesidad, no escribo; pero hay otras en las que sí existe y es apremiante, intensa y tirana. Entonces, cualquier minuto es válido para centrarse y trabajar, aunque confieso que,  a veces, he tenido que sacrificar esos momentos creativos.

¿Qué le dirías a alguien que empieza ahora en el mundo de la escritura poética?

Le recomendaría que sea muy respetuoso con el lenguaje, que intente enriquecerlo y enriquecerse con él, que busque la melodía, el ritmo del texto y la naturalidad, su expresión única y personal. Y, por supuesto, que extreme la lectura del género porque cuanto más lea, más consciente será de lo que implica el manejo del lenguaje poético, más aprenderá sobre él y más crítico será con lo que escribe.


Y tras estas reflexiones, compartimos con vosotros y con vosotras un par de textos así como un par de vídeos donde podréis tanto leerla como disfrutar de Laura recitando, mostrando su alma y su luz sin tapujos y con una maestría difícil de alcanzar, salvo con el trabajo, la práctica, el estudio y un talento brutal. Y como siempre digo, si tenéis ocasión de verla en directo, no la dejéis escapar. No os arrepentiréis.

VÍDEOS DE LAURA GÓMEZ RECAS RECITANDO SUS VERSOS

Poesía Recitada. Fonoteca de Poesía Contemporánea:

En la sombra que nace entre los pechos,
la humedad de la nube hace noche
y madura mi temple y mi palabra
en el territorio del hombre.
Ahí celo la sangre de mis ojos,
y la atroz soledad de la rutina
que arruina cada día la ilusión.
En la llama que muere entre los pechos,
el viento esculpe dunas de franqueza
y comienzan los actos que me nombran
en el territorio del hombre.
Ahí velo a mi hija, a su futuro
y a la atroz muchedumbre de gargantas
que castra cada día mi nombre de mujer.

(Zahoríes, Huerga y Fierro 2020)

Quiero emprender caminos y alegrarme,
elevar la piel sobre las dunas
que añoran el llanto de los ríos
y volver a ser, entre la sombra,
esa parte de luz que da la vida.
Ahora que la tierra ya no es fértil
y avanzan los desiertos execrables,
intentaré encontrarme con el agua
que nutre la templanza de los deltas
y atizar el rescoldo de los panes
que tembló en el zaguán de esta mi piel.
Quisiera ser de nuevo la semilla voraz
que al aire reta y en agua aumenta
y olvidarme después
y confundirme
entre las copas altas de los robles
y el hallazgo infantil de los arroyos
tapizados del verde
que el cristal de las aguas da a los barros.

(Zahoríes, Huerga y Fierro 2020)

TEJIENDO EN LA SOMBRA

Tejiendo y leyendo y escribiendo y viviendo y soñando y amando y… y todo lo que hago siendo todo lo que soy. Ahí estoy yo, detrás de este filandón violeta, intentando sobrevivir en una gran ciudad donde me siento hormiga, leyendo, escribiendo y recitando poesía, siendo madre, trabajadora

Me llamo Pilar Escamilla Fresco y si quieres saber de mí búscame aquí: www.caradeluna.es Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida. Y si tienes hijos, léeles poesías. Sin poesía, no hay vida. Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida. Y si tienes hijos, léeles poesías. Sin poesía, no hay vida. Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida. Y si tienes hijos, léeles poesías. Sin poesía, no hay vida. Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida. Y si tienes hijos, léeles poesías. Sin poesía, no hay vida.

Pero ante todo lee poesía, lee poesía todos los días de tu vida.
Y si tienes hijos, léeles poesías.
Sin poesía, no hay vida.

2 comentarios en “Laura Gómez Recas en el Filandón violeta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s