SONIA BARBA, inspiración desde el cabaret poético.

Por Isabel Llanos

Sección: Inspiratrices

Sábado, 19 de junio. 2021

Hay veces que una se cruza con personas que le cambian la vida. O le ofrecen una nueva. Eso me pasó cuando conocí a Sonia Barba, cómo no, en un teatro.

Un cabaret poético en un tarde fría y desapacible de invierno era un buen refugio para calentarse por fuera y por dentro. Allí fui sin saber bien dónde me metía. No me importaba. Buscaba letras. Lo que no sabía es que las letras iban a encontrarme a mí. El escenario se transforma en magia. Una mujer concentra la atención del público con un discurso atemporal que abre las puertas a la imaginación: “Somos víctimas de una plaga inmunda llamada prejuicio social…” y allí, flanqueando a la madame de ese burdel de fantasía que lidera, el Prostíbulo Poético, la ingenuidad entregada de Berlín, la sabia inocencia de Eco y la poderosa sensualidad de Marea. Sus bocas entregaron poemas como balas y caímos prisioneros del delirio.

Sonia Barba, como Madame Taxi, guía los pasos en el Prostíbulo Poético.

Al acabar el cabaret me acerqué para comprar el Libro Rojo de poesía que anualmente sacan recogiendo sus voces, y Sonia, Madame Taxi (“tú levantas la mano y yo te transporto hacia donde quieras llegar”) me abrió las puertas a un camino lleno de momentos increíbles.

Sonia es mucho, muchísimo más que el Prostíbulo Poético. Es, como rezan sus redes “madre, madrastra, madame, poeta, actriz, performer, dramaturga, directora, escritora…” pero también es mucho más. Es una mujer visionaria que le ofreció un giro a ese Poetry Brothel que nació en Nueva York en 2006 de la mano de tres compañeros de un máster de escritura creativa y que sirvió para canalizar sus escritos, el único requisito para entrar: que los textos sean propios. Aunque también acoge artistas de diferentes disciplinas. Y como digo, a mí, concretamente, me abrió la puerta a un género que no había explorado como autora, la poesía, y me guio hasta encontrarme con mi alter ego Shhh. Es increíble ese poder que tiene para saber mirar dentro de nosotros. Lo ha hecho con tantos participantes, a los que ha abierto caminos de futuro, que parece que portase una varita mágica en vez de un bastón de madame.

Madame Taxi y parte del elenco del Prostíbulo Poético en la foto de familia 2018.

En su trayectoria profesional cuenta con varios libros en el mercado,  ha publicado Dear Pretty Baby (66 RPM Edicions 2016) que recoge también los textos de HiperCandy. Donde se reúnen los camareros y de MATER. Parques llenos de atracciones; la obra teatral La Inopia de Alberto Velasco (Karakter 2017), actuado en Bingo!y películas como Mundo fantástico (Max Lemcke) y el poemario Desobediencia (Huerga y Fierro Editores 2019). También ha creado y dirigido el programa radiofónico Mísero Palace y ha estrenado las piezas escénicas Balada de la dependencia sexual. Sus textos y poemas han aparecido en Literata, Dulce Arsénico, Luces y Sombras, Excodra Literatura y Piel Magazine, así como en las publicaciones internacionales Parentheses y The Bioptic Review con traducción de Emilie Delcour.

Sonia Barba durante su creación Mater en la Sala Hiroshima (Barcelona).

Esta polifacética artista nacida en Palencia en 1974 en una familia de mujeres poderosas y creativas (una de sus hermanas, Beatriz, que reside en Londres, es también una reconocida artista del collage y colabora con el diseño de las portadas de los Libros Rojos), siempre rebelde e inconformista, se escapaba ya del colegio para leer poesía y letras de canciones porque “eran breves” y escuchaba radio 3 en las noches insomnes, emigró a Madrid para seguir su destino, muy ligado a la música siempre. Germen y batería junto a Mato Armada del grupo Los Llamados Perdidos y acompañó también al músico Justo Bagüeste en su andadura por el mundo del Spoken Word hasta recalar en Barcelona, donde asume su papel de madre, madrastra y madame con la misma potencia y enérgica creatividad.

  • ¿Quién es Sonia Barba?
  • ¡Qué pregunta tan complicada! El otro día estaba pensando que finalmente soy más ficción que realidad, un personaje que una persona real habito más esos mundos ficcionados y fantásticos que los otros. La realidad es tan terrible y tan dura, que me gustaría que Sonia Barba fuera ficción, en base a lo que nos toca vivir actualmente.
  • ¿Cómo es esa capacidad visionaria que tienes para saber ver las capacidades de las personas que llegamos al Prostíbulo Poético?
  • Es verdad. Me lo han dicho muchas veces. Concretamente ayer Cat (alter ego Curiosity) me decía que “Tú no te das cuenta de lo que haces con la gente. Los lugares que les permites habitar de ellas mismas, que no conocen”. Igual es eso, que yo tengo como una conexión con mi imaginario y con un mundo fantástico fuera de esta realidad que tenemos que vivir sí o sí, que me resulta muy fácil descubrir esa realidad o ese imaginario que también tienen  y que desconocen.
  • ¿Cómo saliste de Palencia y buscaste tu destino?
  • Desde pequeña tuve muy claro que mi mundo era el investigar el precisamente el ser otras. Por eso ser actriz me facilitaba mucho el poder transitar otras vidas, de todo lo que me aportaba porque siempre he sido muy de leer.
  • ¿Cómo fue tu camino hacia las letras?
  • Por un lado tenía una prima que fue mi referente cuando era niña, que se fue a estudiar a Londres en los años ochenta, y dejo una biblioteca enorme en casa de mi tía, donde yo pasaba los veranos. Y yo devorada esos libros. Quería leer mucho, porque tenía mucho que ver con el personaje que yo tenía de mi misma, como lo estaba estructurando y creando. Escalaba por esa biblioteca para encontrar los libros más finitos y delgaditos, porque así los acabaría antes. Y esos libros suelen ser de poesía, así que eso me llevo a descubrirla.
  • Procedes de una familia de mujeres con mucha fuerza y con mucha creatividad.
  • Sí, somos cuatro hermanas. Y sí, han ido abriendo camino. Mi madre eclosionó cuando se quedó viuda. De hecho, mi padre era más bien con una educación castradora y de tener que seguir los principios formales de los que procedía y que eran sus valores, y no supo muy bien cómo afrontarlo y menos con cuatro hijas y todas con muchas ganas de libertad, de experimentar y conocimiento en una ciudad tan pequeña como Palencia, pues igual fue tan duro para él como para nosotras.
  • ¿Y cómo se gestó tu trayectoria?
  • Yo dejé la casa de mis padres a la semana de cumplir los dieciocho años, porque yo tenía muy claro desde pequeña que quería ser actriz. Y claro, para irme, primero entré en una escuela de Artes y oficios, porque parecía menos “peligrosa” que irme para estudiar cómo ser actriz, pero una vez que llegué a Madrid, que a mí lo que me interesaba era la interpretación, ya fue otro mundo.
  • ¿Cómo fueron esos primeros pasos?
  • Lo primero que hice fue con una amiga, Carmen Morales, con la que luego  también rodé mi primer largometraje, un espectáculo de cabaret con unas pelucas gigantescas que nos construíamos con espuma de almohadas y las pintábamos con sprays, y nos llamábamos “Susie y Charlene, las Chas” y ella tocaba el piano, yo la batería, y hacíamos sketches muy locos y muy divertidos. Éramos dos amigas que se habían encontrado en la gran ciudad, y éramos de Menphis, que en Madrid casi nadie es de Madrid, así que todo el mundo entendía que Menphis era cualquier lugar fuera de Madrid donde cualquiera podría estar viniendo. Teníamos el himno del instituto de Menphis. Charlene era taxista y yo subía y nos poníamos a hablar y allí nos dábamos cuanta que ambas éramos de Menphis. Era divertidísimo, era en el año 92, 93… cuando Madrid era otra cosa y estaban todos los movimientos de Radical Gay, LSD (Lesbianas sin dueño), era cuando todo surgió, los movimientos que ahora se han hecho más grandes. Todas las disidencias que ahora parece que se han hecho más grandes, que ahora ya son más respetadas de alguna manera, aunque seguimos luchando y cada vez más. Es este bucle de actualidad en el que nos han metido. En el que parece que damos un pasito para delante y luego dos o tres para atrás. Y luego tenemos que volver a dar los dos pasos para adelante que ya habíamos dado de nuevo. Es agotador.
  • Y luego viniste a Barcelona.
  • Sí, vine a Barcelona porque me enamoré. Él vino a ver el espectáculo de las Chas. Si es que todo pasa siempre a través de los escenarios. Me enamoré de un madrileño que vivía en Barcelona y así vine con él. Además yo también coincidía que estaba un poco cansada de Madrid, de esas grandes ciudades que son muy duras.
  • ¿Y cuáles son tus proyectos ahora?
  • Estoy escribiendo una novela. Es todo un viaje de autoconocimiento que no sé cómo va a acabar. Y estoy retomando mi carrera audiovisual, porque me meto en tantos proyectos que al final me olvido de dónde tengo la brújula, como si fuese Dorothy en el Mago de Oz. También estoy con un cortometraje que quiero dirigir. Disfrutar de ver crecer a mi hijo.

Isabel Llanos es una polifacética artista leonesa de amplia formación y ejercicio en muy diversos campos profesionales. En su faceta periodística ha participado y participa en muy diferentes medios, ligados a temas tan variados como su propia formación y ejercicio profesional le permiten, a lo largo y ancho de toda la geografía españolas, siendo parte activa en la creación del Decálogo sobre tratamiento informativo de las noticias sobre violencia de género impulsado por la Regidoria de la Dona y el Col.legi de Periodistes de Catalunya. Ha publicado numerosos textos docentes y formativos en diversas materias, mientras desempeña su labor como docente para diversas universidades e imparte conferencias y talleres especializados para empresas e instituciones. En la faceta más creativa, con una amplia formación en diversos estilos y géneros, sus textos aparecen editados en diferentes publicaciones colectivas, preparando en estos momentos su primer poemario en solitario que saldrá a lo largo de este año.

Tiene también una amplia experiencia en el mundo del teatro, donde tras una continua e intensa formación con diversos/as protagonistas del mismo a nivel nacional e internacional, ha escrito diferentes obras que ha llevado a escena, además de su trabajo como actriz tanto en teatro como en cine. También forma parte de los colectivos artísticos Prostíbulo Poético (desde 2015), con quienes ha actuado en España y Reino Unido, Teatre del Límit (ganando el Festival Croquis 2017), #amíNOmecallas (denuncia artística), Erráticas, girando por todo el país con el espectáculo Fuga en mí menor (poesía escénica) en 2017 y Labios de papel (poesía en femenino). Ha participado en numerosos recitales poéticos. En 2018 funda la sede en León de la red internacional Hors Lits.

(Para más información, acudir a sus redes sociales )

Twitter @Isabel_Llanos

Un comentario en “SONIA BARBA, inspiración desde el cabaret poético.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s