Ni Hongjin: piano y delicadeza.

Lunes, 24 de mayo. 2021

Por Marta Muñiz Rueda

Sección: Mujeres en la Música

Escribiendo esta serie de artículos sobre mujeres que destacaron en el pasado en el terreno de la música, me he dado cuenta de que la mayoría de ellas pertenecen a la Historia del mundo Occidental. Esto no tiene nada de malo, salvo que por lógica y naturaleza es fácil llegar a la conclusión de que ha tenido que haber ciertas dosis de talento y genialidad en el continente asiático, lo que ocurre es que aún hoy, ambos mundos conviven en la lejanía en muchas áreas, costumbres sociales y culturales, y la música no es una excepción.

Nuestro sistema tonal occidental proviene de los antiguos modos griegos, y si bien podemos afirmar que nuestras raíces son antiguas, más lo son todavía las que puede presumir Oriente, ya que la antigua civilización china contaba con su propio sistema musical pentatónico y su propia organología muy distinta a la manejada en Occidente. Tradiciones y estructuras que aún perduran en sus creaciones contemporáneas y que son sello de identidad frente a la globalización cultural.

la música en Oriente ha estado muy ligada a la poesía. De hecho, la poesía como texto aislado es un concepto que ellos no han poseído hasta el presente o siglos recientes.

En la Antigua China la música formaba parte de numerosas celebraciones de la Corte Imperial y también estaba presente en el teatro (lo mismo en Japón y seguramente en Corea y Tailandia). También sabemos que la música en Oriente ha estado muy ligada a la poesía. De hecho, la poesía como texto aislado es un concepto que ellos no han poseído hasta el presente o siglos recientes. Tampoco es extravagante esta asociación de música-danza-poesía-paisaje, ni exclusiva de Oriente, en Grecia los antiguos aedos la cantaban acompañados por algún instrumento. Pero no quiero perderme entre raíces por importantes y ancestrales que estas sean.

Imagen de una compositora china.

A veces una pequeña obra basta para reconocer el talento de un compositor. No es necesario empapelar una mansión con pentagramas de grandes sinfonías. Este sería el caso de la compositora china Ni Hongjin, de la que apenas es posible encontrar datos biográficos y menos aún fotografías, dado el hermetismo del país asiático. Pero ningún obstáculo debería vencer el propósito de búsqueda que la condene al olvido, aunque sea muy difícil encontrar información sobre ella.

Conocí a esta compositora cuando descubrí su Suite para Piano “El campo de Zhuang” y me cautivaron el candor y la sensibilidad de sus melodías, el modo en que aúna la tradición y la modernidad, su conocimiento de las técnicas de composición occidentales modernas y la manera en que es capaz de integrarlas en su obra (cromatismos, ritmos, fraseo y articulación).

La delicadeza de su Cradle song”, una hermosa canción de cuna me enamoró y desde entonces he tratado de averiguar todo lo que sea posible sobre esta mujer, una auténtica desconocida para la mayoría del mundo occidental.

Sabemos que Ni Hongjin nació en Shanghai en 1935. Ingresó en el Instituto de Música de su ciudad en 1947 y allí fue alumna de los maestros Yang Jiaren, Zhou Guangren, Bolong Stan y Fan Jiseng. Se graduó en el Departamento de Piano en la Licenciatura que concede el exigente Conservatorio de Moscú. Ella fue la primera mujer china que recibió una educación sistemática en la Escuela de piano de la Unión Soviética hasta 1980.

Una pianista china

Ni Hongjin no sólo ha sido una excelente educadora y sobresaliente pianista, sino también una maravillosa compositora. Con su estilo característico de composición múltiple o coral en cuanto a influencias se refiere, sus obras reflejaron toda la historia de desarrollo de la creación para piano de China. “Melody” de la Suite del Campo de Zhuang fue compuesta a finales de la década de 1970. Tras la Revolución Cultural, los compositores chinos se dedicaron a revivir la creación musical que había sido vetada durante años. Gran parte de estas composiciones fusionan elementos de la música tradicional china, sus modos, sus escalas, sus ritmos, su folclore, con elementos propios de la música de Occidente, pero conservando siempre su identidad típicamente oriental.

Las mujeres de Zhuang visten hermosos vestidos y se dedican a cultivar los campos, duermen a sus hijos y tañen instrumentos.
Mujeres zhuang con sus instrumentos

 Esta obra consta de varias piezas cortas para piano, entre las que destacan “Un barco en Afar”, canto festivo de pescadores y “Cradle Song”: canción de cuna o nana inspirada en melodías tradicionales de la etnia Zhuang. A través de esta suite, su compositora realizó, como hemos dicho, un intento de combinar melodías populares tradicionales de la región de Zhuang, comunidad étnica del sur de China, con elementos musicales occidentales modernos. Me parece curioso y casi mágico el poder de la música en estos casos, cómo la hermosa melodía de su “Cradle song” nacida al sur del país de la Gran Muralla ha sido capaz de llegar a Occidente para describir cómo vive una de las etnias más antiguas de Oriente. Las mujeres de Zhuang visten hermosos vestidos y se dedican a cultivar los campos, duermen a sus hijos y tañen instrumentos. Los bellos paisajes de sus ríos y praderas llegan hasta nosotros en forma de melodía y cerrando los ojos podemos imaginar cómo duermen las madres a sus hijos y comprobar así la universalidad de la ternura.

Hay muchas formas de observar una misma luna. Gracias, Ni Hongjin, donde quiera que estés, por recordárnoslo.

Marta Muñiz Rueda

Enlace para escuchar su música: (192) ABRSM Piano 2021-2022 Grade 7 B3 Ni Hongjin Cradle Song Suite No.3 Sheet Music – YouTube


Marta Muñiz Rueda (Gijón, 1970) es escritora y músico. Ha publicado libros de poesía (El otoño es nuestro, Libro de la delicadeza), la novela Tiempo de cerezas, y los libros de cuentos 13 cuentos dementes Anna y las estrellas. Desde pequeña su vida ha estado ligada al aprendizaje y la enseñanza del piano y la composición, ya que todas las mujeres de su familia han estudiado interpretación. Es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo y titulada profesional de piano por los Conservatorios de Gijón y León. Como compositora puso música a poemas y textos de Miguel de Cervantes y Lope de Vega en la obra ‘Duelo de ingenios’, actuando a dúo con la soprano Ana Clara Vera Merino, estrenándose con gran éxito en la Biblioteca Pública de León. También es autora de cuatro obras de teatro musical infantil en la compañía de la que forma parte, ‘Moraleja de la candileja’. Ha participado en numerosos eventos artísticos, antologías, revistas culturales y es columnista de opinión del diario de información general La Nueva Crónica.

Un comentario en “Ni Hongjin: piano y delicadeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s