Desde Hollywood hasta tu día a día… con glamour, ingenio y mucho trabajo.

Por Marisa Alonso Núñez.

Sección: Mujeres en la Ciencia.

Cerebro más importante que apariencias. Fuente de la imagen: Canal de Youtube de divulgación científica de la Universidad de Burgos

Se la conocía como “La mujer más bella de la historia del cine”, pero como ella decía “El cerebro de la gente es más importante que las apariencias, yo creo”.

¿Ya sabes quién es? Exacto: Hedwig Eva Maria Kiesler 

¿Sigue sin sonarte? Vale. Lo sé. Era una trampa. Hedwig Eva María Kiesler era su nombre real, aunque todo el mundo la conoce como Hedy Lamarr.

¿A qué ahora si te suena?

Hedy Lamarr. Fuente: Hedy Lamarr. Wikipedia

Hedy Lamarr es el icono de los años dorados del cine en Hollywood a la vez que inventora de un sistema de comunicación segura cuyas aplicaciones disfrutas todos los días, en tu casa, de camino al trabajo o viajando.

¿Te habías parado a pensar que el WIFI, el bluetooth, el GPS, la comunicación por satélites y el funcionamiento de tu teléfono móvil es posible gracias a la idea de una mujer?

Como te lo cuento.

Hedy Lammar, junto con el compositor George Antheil, creó un sistema de comunicaciones que llamaron “técnica de transmisión en el espectro ensanchado” y la tecnología de “salto de frecuencia” para ayudar a los aliados en la Segunda Guerra Mundial a disparar torpedos contra las tropas enemigas sin que estas los detectaran.

¿Te lo imaginas?  ¿Poder comunicar los barcos y los torpedos que disparan de tal forma que el mensaje que mandan vaya saltando cada poco de frecuencia para que no pudiera ser interceptado por las líneas enemigas?

Esto es posible gracias a que al usar una transmisión en el espectro ensanchado lo que utilizaban eran muchas frecuencias durante un corto periodo de tiempo, haciendo imposible que el enemigo, que solo podía interceptar una frecuencia de cada vez, pudiera detectar y destruir los torpedos.

Salto de Frecuencia. Fuente: Salto de Frecuencia. Reframed Pictures

Esta es la idea de un genio ¿a qué sí? Por desgracia, Hedy tuvo que luchar mucho para llegar a ese momento. E incluso entonces, su idea fue desechada.

Austríaca de nacimiento (9 de noviembre de 1914), Antes de cumplir los 11 años ya tocaba el piano, hacía danza y hablaba 4 idiomas. Con 16 empezó a estudiar artes escénicas en Berlín y empezó su carrera cinematográfica en Alemania y de vuelta en Austria. En 1933 se estrenó la película que la llevó al estrellato: Extasis, donde, por primera vez en el cine, se mostraba a una mujer completamente desnuda y un orgasmo femenino en una película comercial. Dicha película fue un escándalo sexual.

Cartel de la Película Éxtasis. Fuente: Etheria Magazine)

Sin embargo, por esa película, el magnate de la industria armamentística y amigo personal de Hitler y Mussolini, Fiedrich Mandl, se encaprichó de Hedy y les pidió a sus padres permiso para casarse con ella. Después de la “vergüenza” que les había hecho pasar ellos pensaron que era una buena idea para ver si este la enderezaba.

Durante su matrimonio con Mandl, Hedy sufrió unos años de reclusión forzada, ya que su marido, celoso, no le dejaba hacer nada. Fueron años que ella describiría más tarde como de “esclavitud”. Sin embargo, en esos años retomó su carrera de ingeniería. Además,  aprovechó las reuniones de trabajo de Mandl, a las que le forzó a asistir, para aprender y recopilar información sobre las características de la última tecnología armamentística nazi.

Cuando no aguantó más se escapó. Estando Mandl en un viaje de negocios, salió por la ventana de los servicios de un restaurante y huyó en automóvil hacia París. No llevó más ropa que la puesta y algo de dinero que le ayudara a escapar de allí. Los guardaespaldas de su marido la persiguieron durante días, pero finalmente, logró llegar a Londres y embarcarse en el trasatlántico Normandie con destino a Estados Unidos.

En ese barco fue donde firmó su primer contrato con la Metro-Golwyn-Mayer gracias a que conoció al productor Louis B. Mayer, que fue quien le pidió que se cambiase el nombre: Hedy Lamarr acababa de nacer.

En la década de los 30 y los 40 compartió cartel con actores de la talla de Clark Gable, Jimmy Stewart, y Spencer Tracy y su rostro fue la inspiración de Blancanieves y Catwoman. Sin embargo, al terminar las largas sesiones de rodaje volvía a su casa y se encerraba en el laboratorio que tenía para seguir pensando en ideas que ayudaran a los aliados a ganar la guerra contra los nazis. Además, fue ella la que dio a Howard Hughes la idea de evolucionar el diseño de las alas de los aviones, añadiendo curvas y una forma más aerodinámica inspirada en el cuerpo de los peces y las aves.

Hedy Lamarr en su laboratorio. Fuente: Reframed Pictures

Hedy lo tenía todo ¿verdad? No te creas. Se casó y se divorció seis veces y los últimos 35 años de su vida los pasó soltera (murió en el año 2000), no consiguió buenos guiones por lo que la mayoría de las películas que rodó no tuvieron éxito, y sus inventos fueron rechazados por la marina de los Estados Unidos, a pesar de lo importantes que resultaron ser más adelante.

Hedy Lamarr y el salto de frecuencia. Canal de Divulgación Científica de la Universidad de Burgos
Patente Hedy Lamarr. Fuente: Patente del Sistema de Comunicación secreto. Oficina de Patentes de Estados Unidos

A pesar del rechazo de la marina a sus ideas, George Antheil y ella patentaron su sistema de comunicación en 1942 con el número de patente US2292387A. En la patente aparecen como creadores Markey Hedy Kiesler y Antheil George. Hedy aparece con su apellido de casada de ese momento y esta es una de las razones por las que no se supo en su momento que ella era la creadora de este invento. Es de destacar que aunque la patente se titula “Sistema Secreto de Comunicación”, tanto el texto de la descripción como los dibujos se refieren a la aplicación concreta como control remoto del timón de un torpedo.

Este sistema se utilizó por primera vez, con un menor tamaño, en 1962, en la crisis de los misiles de Cuba para el control remoto de boyas rastreadoras marinas. La misma técnica se incorporó en alguno de los ingenios utilizados en la guerra de Vietnam y, más adelante, en el sistema estadounidense de defensa por satélite (Milstar).

En la década de 1980, el sistema de espectro expandido empezó a utilizarse fuera de sus aplicaciones militares y con la irrupción masiva de la tecnología digital a comienzos de esa misma década, la conmutación de frecuencias permitió implantar la comunicación de datos WIFI. En la actualidad, muchos sistemas orientados a voz y datos, tanto civiles como militares emplean sistemas de espectro ensanchado (entre ellos todas las tecnologías inalámbricas de que disponemos en la actualidad, tanto la telefonía de tercera generación como el Wifi o el BlueTooth, se basan en el cambio aleatorio de canal).

Los reconocimientos como inventora le llegaron demasiado tarde. Le concedieron el Pioner Award y el Bulbie Gnass Spirit of Achievement Award en 1997. En1998, la Asociación Austriaca de Inventores y Titulares de Patentes le concedió la medalla Viktor Kaplan y en 2014, Lamarr fue incluida a título póstumo en el National Inventors Hall of Fame.

El día 9 de noviembre, día de su nacimiento se ha convertido en el Día Internacional del Inventor en su honor.

Si quieres saber más no te pierdas el documental sobre ella Bombshell: La Historia de Hedy Lamarr.

Aquí tienes un pequeño trozo para despertar tu curiosidad:

La idea de Hedy Lamarr que ayudó a inventar el wifi

Marisa Alonso Núñez (Astorga, 1979) es una apasionada de la ciencia y la comunicación científica. Como farmacéutica, bioquímica y doctora en microbiología y biología molecular ha contribuido a la ciencia de formas variopintas.

Como trabajando en laboratorios del Instituto de Biología Fundamental de Salamanca, de la Life Science Faculty en Glasgow (Reino Unido), del Paterson Institute for Cancer Research en Manchester (Reino Unido) y del Vanderbilt University Medical Center en Nashville (Estados Unidos).

También ha enfocado sus esfuerzos en la mejora de la situación de los jóvenes investigadores y de las mujeres en la investigación a través de su trabajo en la Federación de Jóvenes Investigadores y en EURODOC (The European Council of Doctoral Candidates and Junior Researchers), donde coordinó el Grupo de Igualdad de Género y formó parte de su Junta Directiva.

Como enamorada de la ciencia la grita a los cuatro vientos con sus colaboraciones en proyectos de Divulgación Científica como Naukas o Hablando de Ciencia y lleva organizando la Semana de la Ciencia de Astorga con el grupo de Divulgación Científica de Astorga CienciAstorga desde 2012.

Recientemente se ha embarcado en un proyecto precioso que llevaba tiempo pensando: transformar la vida de los jóvenes investigadores transformando la forma de comunicar su investigación. Con el programa Divulgar Ciencia en Tiempos Revueltos, del proyecto Investikando, ayuda a otros investigadores a adquirir las habilidades comunicativas que necesitan para avanzar en su carrera investigadora.

Si quieres saber más o charlar con ella sobre ciencia, comunicación y la propia vida… te espera aquí.

3 comentarios en “Desde Hollywood hasta tu día a día… con glamour, ingenio y mucho trabajo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s