Las mujeres del teatro

Por Ángeles Rodríguez*

Tras la invitación de Mercedes González Rojo para escribir sobre las mujeres y el teatro lo primero que me planteé  fue si mi experiencia como actriz hubiera resultado diferente siendo hombre, porque me han educado en base a la cultura del esfuerzo y a creer que todo depende de mí, y la verdad es que así es en gran medida; yo he podido lograr muchas cosas por mí misma, he tomado mis propias decisiones. Pero volviendo a la pregunta: ¿Qué hubiera pasado si hubiese nacido hombre y no mujer? ¿En qué habría cambiado el desarrollo de mi carrera en el teatro? Exactamente no lo puedo saber, pero sí me hago una ligera idea sobre algunas vivencias y situaciones a las que no hubiera tenido que enfrentarme. Por ejemplo, creo que mi primer desencuentro familiar al confesar mis deseos de dedicar mi vida profesional a la actuación, se limitaría a la expresión: “Te vas a morir de hambre, eso es un entretenimiento, no una profesión” y hubiera podido evitar la parte asociada a la pérdida de valores morales si me dedicaba al teatro. También hubiera podido cambiar la decisión de no irme a Ciudad de México por el hecho de “correr más riesgos” al vivir sola y en ese ambiente y, por supuesto, la disyuntiva de ser madre a la par que profesional. No pretendo victimizarme, de hecho, a menudo he creído tener mucha suerte al contar con alguien que me cuidara siempre. ¿Qué me cuidara? ¿De qué? ¿Por qué? Soy una mujer hecha y derecha. ¿Por qué debería agradecer que alguien me cuidara? ¿Por qué necesitaba estar bajo el amparo de nadie?

Ahora me doy cuenta de la poca visión y confianza que tenía en mí, que tenemos muchas de nosotras en base a nuestra condición, por eso hay gente que no comprende que hoy en día las mujeres sigan luchando por sus derechos.

Al indagar sobre la presencia  de las mujeres en el teatro, sólo recordaba a grandes rasgos la ausencia de éstas en la época isabelina, como en la película Shakespeare in love, donde una mujer, para poder actuar, tenía que hacerse pasar por hombre, pues sólo ellos podían subirse al escenario representando todos los personajes, masculinos y femeninos, o las grandes sacerdotisas de la antigüedad… Pero hay más, muchas más.

En la antigua Grecia las mujeres podían actuar en las obras de teatro popular, eso sí, nunca en las obras de teatro clasificadas como cultas (tragedia o comedia); hay información que afirma que en Creta, en  el S. XV a.C. ya había actrices; y en la antigua Roma hay ejemplos de artistas como Teodora, que incluso llegó a compartir trono con su esposo Justiniano, además de ser defensora de los derechos de las mujeres.

En Inglaterra, durante la época isabelina y victoriana, las actrices no podían actuar para “salvaguardar el decoro”, pero tampoco ir a la universidad, ni votar, ni participar en política. Los actores eran poco más que vagabundos. Al final Inglaterra permitió actuar a las mujeres, pero una muestra de la brutalidad de las condiciones laborales a las que se tenían que enfrentar como mujeres, era que los espectadores podían pagar un extra para ver a las actrices cambiarse de ropa. De ahí el desprestigio del oficio y lo que decía mi familia sobre el morirme de hambre y la pérdida de valores.

Retrato de María Inés Calderón, famosa actriz de la época conocida por el sobrenombre de “La Calderona”. Autor anónimo.

En España, existieron juglaresas y trovadoras. Las trovadoras como María Balteira, eran aristócratas y habían recibido una buena educación. En España, Francia e Italia sí podían actuar mujeres, pero cumpliendo ciertas condiciones, entre ellas la de estar casadas y ser acompañadas por sus maridos. Siempre presente la necesidad o la obligatoriedad de ser “protegidas”. En nuestro Siglo de Oro Español, encontramos una gran representante femenina: María Calderón, conocida como “La Calderona”, considerada la más célebre actriz de su tiempo quien tampoco se libró de los caprichos masculinos, como le sucedió con el del Rey Felipe IV, que estaba obsesionado con ella.

Las cosas han cambiado y hoy en día actores y actrices gozan de gran prestigio. También en los núcleos familiares y sociales, en la medida que se conoce el oficio del actor, puede ser valorado y respetado.

Si buscamos en profundidad, encontramos algunos pocos nombres de mujeres que han quedado escritos en la historia en general y en la del teatro en particular, la mayoría de ellas trabajaron a escondidas, clandestinamente en el anonimato e incluso bajo seudónimos masculinos. Es por eso que intentamos contrarrestar el peso de la balanza y escribir sobre ellas, las del presente y las del pasado, también las que escribirán el futuro.


*Ángeles Rodríguez, actriz y directora teatral mexicana, radica en España desde 2013, es licenciada por la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco donde también trabajó como docente durante 15 años. Actriz y fundadora de las compañías de teatro Celestino Gorostiza (México, 1998), Compañía de Teatro de la UJAT (México, 2000-2014), Compañía de Teatro Moraleja de la Candileja (España, 2018), Teatro EnObras (España, 2018), La CoLeTe TEATRO (España, 2019).

Cuenta con más de 50 puestas en escena dentro de su repertorio, que van desde teatro clásico hasta obras contemporáneas tanto en México como en España. Como declamadora, ha participado en cerca de un centenar de recitales poéticos individuales y colectivos, al igual que en dos publicaciones de CD´s realizadas por el Gobierno de Tabasco en México (2001). Actualmente colabora con la Red de Bibliotecas Municipales del Ayuntamiento de León como Actriz de Cuentacuentos- musicales.  Sus últimos proyectos son 4 musicales infantiles: “Cri cri- el Grillito Cantor” de su autoría; “Gloria y los más Fuertes” , “Lorqueando-ando” y “Canta Pájaro Lejano” de Marta Muñíz. “Entrevista a Cervantes” de Eduardo Aguirre, representando a Cervantes y “La inconclusa” con Teatro EnObras.

Un comentario en “Las mujeres del teatro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s